FICHA

Título originalWhitechapel
Título en España: Whitechapel
Temporadas: 4 (12 episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2009-2012
Temática: Drama
Subgénero: Histórica
Resumen: Cien años después de la desaparición de Jack el Destripador, en el mismo barrio de Londres vuelven a repetirse crímenes que imitan en todo, los que cometió aquel desconocido que jamás fue detenido por la policía. Un comisario novato queda a cargo de la investigación de la que puede depender, no solamente su futuro, sino la vida de futuras víctimas.
Actores: Rupert Penry-Jones, Philip Davis, Alex Jennings, Johnny Harris, Steve Pemberton, Sam Stockman, George Rossi, Paul Hickey, Christopher Fulford, Claire Rushbrook, Sally Leonard.
Lo mejor: Serie de intriga cuya intensidad va in crescendo capítulo a capítulo.
Lo peor: El primer capítulo da la impresión de ser una serie típica de policías.
Lo más curioso
: La serie fue escrita por Ben Couyrt y Caroline Ip que se preocuparon por atenerse a lo que se sabe de seguro sobre los crímenes de Jack el Destripador.
¿Cómo verlo?: Emitida por Filmin.

Puntuación: 7,5

PROMO (1ª temporada)

PROMO (2ª temporada)

PROMO (3ª temporada)

PROMO (4ª temporada)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Filmin)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Filmin)

WEB OFICIAL (ITV)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre WHITECHAPEL

El visionado del primer episodio de esta serie puede llamar a engaño e inducirnos a pensar que se trata de la típica serie “de policías” en la que un novato finolis aparece en una comisaría queriendo dar lecciones a veteranos. Se trata de una primera impresión errónea. La serie Whitechapel es otra de las maravillas que encontraremos en el catálogo de series de Filmin y que fue elaborada a partir de 20099 por el canal británico ITV. Hace falta entrar en el segundo episodio para ver cómo la serie se encarrila por un curso extremadamente original y atractivo.

Otra impresión –igualmente falsa- que podría dar lugar una consideración rápida de esta serie es que está dedicada solamente a los freakys interesados hasta el detalle por las investigaciones sobre Jack el Destripador. Es cierto que para aprovechar esta serie, el espectador extrae mucho más partido si ha visto (o leído) lo relativo a las investigaciones realizadas sobre la figura del misterio asesino británico. En realidad, no es preciso ser un conocedor de la figura del criminal, para ver esta serie: a lo largo de la misma, en efecto, se nos ilustra sobre todo lo que se sabe de él. Este es, precisamente, uno de los elementos que aportan originalidad a este producto perfectamente acabado y embalado para todo tipo de público interesado por la intriga.

La serie nos sitúa en la comisaría de policía de Whitechapel. No estamos en el Londres victoriano en la que esta zona era una especie de estercolero plagado de desechos sociales y con todas las lacras que afectaron a los bajos fondos británicos de finales del XIX. Nos encontramos en el barrio multicultural que es hoy. Allí ha sido destinado un policía novato pero “enchufado”. Su llegada no suscita, precisamente, entusiasmo entre los que deben estar a sus órdenes, policías duros, bregados, algo toscos, pero con experiencia en el trabajo en aquel distrito. Inmediatamente llega, se produce el primer crimen, prácticamente en el mismo lugar y con las mismas características que el cometido cien años antes por el célebre y misterioso asesino en serie. A este seguirán otros, cuando el “inspector Chandler”, gracias a un “ripólogo” (especialista en Jack the Ripper, el destripador), ya ha caído en la cuenta de que alguien está reproduciendo aquellos crímenes.

La serie tienen unos niveles de realización particularmente correctos. Parece difícil que esta serie pueda decepcionar a alguien. Naturalmente, no conocemos la identidad del que hace algo más de cien años ensombreciera las calles del Est End londinense en el que se encuentra Whitechapel, pero si realizaremos un recorrido histórico por aquellos episodios que servirán como excusa para una trama criminal con nombre y apellidos de un asesino muy real de nuestros días. Ésta serie es, pues, la rememoración de aquellos sucesos irresueltos y la escenificación de la investigación realizada sobre el imitador del asesino en el siglo XXI.

Los tres papeles principales: el policía veterano, el policía novato enchufado y el ripólogo freaky, están interpretados por tres actores consumados: Phil Daves, Rupert Penry-Jones y Steve Pemberton, respectivamente. Los dos primeros son, sin duda, los más conocidos. A Penry-Jones lo hemos visto en Black Sails, en algún episodio del Poirot de Agatha Christie y, especialmente en la notable Cambridge Spies asumiendo el papel del espía Donald Maclean. Se trata de un actor que parece eternizar su aspecto juvenil en todas estas actuaciones. Lo contrario de Phil Daves que siempre parece haber tenido aspecto de anciano cascarrabias: lo hemos visto recientemente en Mad Dogs, antes en el remake de Poldark, en algún episodio de Muerte en el Paraíso, en Sherlock, el largometraje. El tercero en discordia, el estrafalario ripólogo es interpretado también por otro rostro habitual en las series británicas, Steve Pemberton, que interpretó un papel destacado en Happy Valley, es habitual de Doctor Who y de la lamentable serie Benidorm. Unas interpretaciones convincentes, pletóricas de verismo y muy elaboradas.

El guión tiene giros sorprendentes: a lo largo de los episodios se repasa la historia de Jack el Destripador, pero no siempre, lo que ocurre, los nuevos crímenes, responden exactamente a las pautas de los cometidos en la era victoriana. De hecho, en eso radica la originalidad de la trama: en que no se sabe nunca de qué manera el imitador va a satisfacer su ansia de reproducir el modelo original.

La serie puede recomendarse a todos los amantes de las series de investigación criminal y a quienes estén particularmente interesados por los crímenes del Destripador. Así mismo, gustará a los que busquen intérpretes e interpretaciones sólidas y thrillers con giros inesperados. Muy buena serie, en cualquier caso: de las citas ineludibles para seriéfilos.

Anuncios