FICHA

Título originalGunpowder
Título en España: Gundpowder
Temporadas: miniserie (3 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2017
Temática: Histórica
Subgénero: Conspiración
Resumen: Reconstrucción de la “conspiración de la pólvora” urdida por un grupo de católicos radicales contra el rey Jacobo I y contra el parlamento inglés a principios del siglo XVII. La conspiración se inicia cuando un joven intenta vengar a sus parientes muertos y sus propiedades incautadas por su oposición al anglicanismo
Actores: Kit Harington, Liv Tyler, Peter Mullan, Mark Gatiss, Tom Cullen, Edward Holcroft,David Bamber, Shaun Dooley, Derek Riddell, Kevin Eldon, Robert Emms, Luke Neal,Richard Douglas, Pedro Casablanc, Jason Redshaw, Sian Webber.
Lo mejor: Cierto rigor histórico en la reconstrucción de los hechos.
Lo peor: La versión dado simplifica en exceso la conspiración.
Lo más curioso
: La presencia del actor español Pedro Casablanc como “Condestable de Castilla”.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España a través de HBO, puede ser comprada en DVD, y bajada mediante programas P2P.

Puntuación: 7,5

PROMO (en inglés, subtitulado)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (HBO)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (BBC)

Comprarlo en Amazon

Lo menos que puede decirse sobre GUNPOWDER

La situación de los católicos en Inglaterra a principios del siglo XVII era bastante difícil. Eran muchos los nobles católicos que habían visto sus tierras expropiadas por no poder afrontar multas y muchos también los que habían perdido a algún familiar. La celebración de la Misa estaba prohibida, los jesuitas perseguidos y capturar a algún clérigo implicaba ejecutarlo. En esta situación, un grupo de nobles católicos particularmente agraviados intento volar el parlamento y asesinar a la nobleza anglicana y al propio rey Jacobo I, en el episodio que históricamente se conoció como “la conspiración de la pólvora”. Esta miniserie en tres episodios resume y dramatiza los particulares de esta empresa que, finalmente, fracasó.

La miniserie tiene el aliciente de dar a España un papel superior al que realmente tuvo. En aquel momento, como se sabe, las dos potencias hegemónicas eran España e Inglaterra. Sin embargo, lo que se nos muestra de España tiene más que ver con la “leyenda negra” que con la realidad. No parece verosímil que los conspiradores ingleses que viajaron a España presenciaran confundidos la ejecución de judaizantes en El Escorial. Ni tampoco parece verosímil que gracias al Condestable de Castilla y a su brazo derecho se descubriera la conspiración… lo que dista mucho de estar demostrado y es una mera suposición.

A recordar necesariamente que “la conspiración de la pólvora” vio su reactualizacion en la película V de Vendetta. La famosa máscara es, precisamente, el rostro del protagonista de esta miniserie Guy Fawkes. En realidad, lo que se nos contó en aquella película era que el gobierno debía tener miedo del pueblo y no a la inversa, que es, justamente lo contrario que indicó el episodio de la “conspiración de la pólvora” en la que se demostró que era el pueblo católico el que debía temer al gobierno anglicano. El día de la ejecución de Fawkes fue festivo en Inglaterra hasta mediados del siglo XIX como “fiesta perpetua para dar gracias a Dios por librarnos de los papistas y como muestra de nuestro odio hacia ellos”.

 

Para que esta serie guste, necesariamente, el espectador debe de estar atraído por la historia. Si es así, encontrará una buena fuente de datos sobre un episodio que apenas se conoce en nuestro país. Será, sobre todo, una incitación para informarse por sí mismo, a la vista de que la miniserie presenta una tesis muy discutida (la de la responsabilidad española). También será una serie que resulte agradable para los admiradores de Liv Tyler que aparece como la noble católica Anne Vaux, o de Kit Harington que encarna a Robert Catesky el noble que ideó el atentado que luego intentó ejecutar Guy Fawkes (interpretado por Tom Cullen).

La serie tiene un nivel medio aceptable. No es una serie en la que se hayan invertido grandes capitales, pero sí que se ha aprovechado para reconstruir con cierto rigor una época concreta. Así mismo, las interpretaciones son buenas y, quizás, el guión sea excesivamente lento y pesado. Probablemente, el tema hubiera dado para un largometraje o incluso para dos episodios, pero prolongarla hasta tres capítulos de una hora ha resultado un lastre: en efecto, el público no familiarizado, ni particularmente interesado por la historia, desiste al cabo de tres cuartos de hora.

La serie ha sido producida en el Reino Unido y emitida en España por HBO. En su país de origen recibió críticas bastante favorables, pero no unánimes. Desde nuestro punto de vista la serie hubiera ganado de haber dado de España una imagen no tan vinculada a las falsedades de la “leyenda negra”. Por otra parte, algunas de las escenas del primer episodio, relativas a torturas y ejecuciones, son excesivamente fuertes e incluso “amarillistas” y hubiera podido resolverse mejor esa parte y, sobre todo, de forma más elegante, sin alterar por ello el contenido de la trama. La serie es desaconsejable para quienes esperan que una cinta sobre la “conspiración de la pólvora” sea un thriller trepidante.

Anuncios