FICHA

Título originalStartup
Título en España: Startup
Temporadas: 2 (20 episodios)
Duración episodio: 44 minutos.
Año: 2016
Temática: Thriller
Subgénero: Intriga
Resumen: Una hispana crea un código de software para lanzar una nueva moneda digital, el GenCoin. Los grandes inversores rechazan participar en la aventura, pero conoce, casualmente, a un joven tiburón de las finanzas cuyo padre le ha dado dos millones de dólares de origen dudoso. A esto se une un haitiano que vive en una zona deprimida y quiere huir del ámbito de la delincuencia. El padre del jofen financiero es perseguido por un agente del FBI
Actores: Martin Freeman, Adam Brody, Otmara Marrero, Edi Gathegi, Kristen Ariza, Ashley Hinshaw, Kelvin Harrison Jr., Lovensky Jean-Baptiste, Kamahl Naiqui, Alfredo De Quesada, Jocelin Donahue, Stephanie Drapeau, Vera Cherny, Aaron Yoo, Michael McKiddy, Ektor Rivera, Tony Plana, Jenny Gago,Génesis Castro Díaz, Fredrick Bam Scott, Jevon White, Jack Dimich, Wayne Knight, Robin Thomas, Dat Phan, Yvonne Zima, Troy Winbush, Mimi Michaels, Eric Etebari, Rey Hernandez, Dana Gourrier.
Lo mejor: El argumento nos sitúa en la temática de las criptomonedas digitales, combinadas con el dinero negro y con la corrupción policial.
Lo peor: Los primeros episodios son como los movimientos de una partida de ajedrez que preparan los movimientos posteriores.
Lo más curioso
: La serie pensada inicialmente para una temporada ha firmado para la tercera que se emitirá en otoño de 2018.
¿Cómo verlo?: Es emitida en España a través de Amazon Prime Video y puede ser bajado mediante programas P2P o comprarse en DVD.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés, presentación)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Amazon Prime Video)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Crakle, en inglés)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre STARTUP

Dos observaciones iniciales sobre esta serie de procedencia norteamericana que se empezó a filmar en 2016 y ha llegado a España de la mano de Amazon Prime Video, un par de años después: en primer, el tema central de la serie –una “criptomoneda”- es hoy mucho más apasionante que hace dos años cuando se filmó la primera temporada. En efecto, el BitCoin ha alcanzado su máxima cotización, se ha convertido en una moneda-refugio para la especulación, ha generado fortunas sin el más mínimo esfuerzo y, finalmente, ha iniciado su declive. En segundo lugar, uno de los muchos “villanos” que aparecen en esta serie el Martin Freeman, actor británico, que en pocas temporadas, a partir de su papel en Sherlock, como Doctor Watson, se ha convertido en uno de los actores más repetidos en series de alta gama. En efecto, en los últimos tres años ha participado en series memorables: la primera temporada de Fargo, en Sherlock, junto con otras apariciones menores. Esta ha sido la tercera en la que desempeñaba un papel protagonista que le descongestionó de su presencia en las tres entregas de El Hobbit.

Una startup es una empresa de nuevas tecnología, habitualmente un software, destinado a crear a alguna aplicación para telefonía o alguna herramienta para la Red 2.0. Las startup se han hecho famosas por su capacidad para enriquecer a sus creadores y, en muchos casos, para ser refugio de dinero de dudoso origen. Está claro que muchos son los llamados y poco los elegidos, pero los protagonistas de esta serie piensan que ellos pertenecen a los que conseguirán imponerse en ese sector. La creadora del software es una hispana residente en los EEUU, en el Condado de Miami, en donde la inversión resulta inseparable del dinero negro procedente de los más diversos orígenes, pero siempre, inconfesable. Es una joven de carácter explosivo que durante un año ha convivido con un cretino millonario, más como forma de huir de su casa que por amor. Mientras, va perfeccionando su código y visita a inversores proponiéndoles el lanzamiento de una criptodivisa: el GetCoin. Todos permanecen escépticos ante la propuesta, salvo un joven tiburón que acaba de recibir de su padre el depósito de dos millones de dólares, obviamente procedente de fondos de procedencia opaca y al que ahora persiguen sus acreedores.

El joven, Nick Talman (Adam Brody), le propone invertir esa cantidad para lanzar el GetCoin. Se suma, así mismo, un pequeño traficante haitiano, harto de ver las riñas de bandas y el riesgo de mantenerse durante mucho tiempo en ese sector. Es uno de los líderes del barrio haitiano de Miami y cuenta también con recursos propios y de su comunidad. La convivencia entre estos personajes es difícil e inestable. Los dineros que manejan son todos, sin excepción, procedentes de actividades ilegales. Para colmo, un agente del FBI, implacable y corrupto, anda detrás del padre de Nick Talman. A partir de estas bases, la serie se va complicando: aparecen nuevos personajes cada vez más turbios y los promotores del GetCoin sufren distintas crisis pero terminan manifestando su voluntad inquebrantable de lanzar la criptomoneda.

La serie pertenece a lo que podríamos definir como “gama intermedia”. En buena medida se basa en la presencia del actor británico Martin Freeman que, efectivamente, realiza un papel extraordinariamente bueno. Pero el resto de actores no van a la zaga. En efecto, tanto, Adam Brody, como Otmara Marrero (Izzy Morales, la programadora), como Eddy Gathegi (Ronald, el haitiano), componen un cuadro de actores verdaderamente notable, con estilos propios de cada comunidad étnica.

La serie es entretenida, especialmente si logra superarse el primer episodio en el que las cosas se presentan algo lentas y embarulladas. El espectador, en esos primeros minutos no termina de entender qué tienen entre sí distintos personajes de extracciones étnicas y sociales completamente diversas y cómo van a lograr ensamblarse. A partir del segundo episodio todo fluye de manera más comprensible para el espectador y la serie va alcanzando, en cada episodio, grados superiores de interés y complejidad.

Además de la problemática de las criptomonedas y todo lo que le rodea, el espectador asistirá a una descripción rigurosa, fría y completa de la situación de Miami y de su puerto en la actualidad. La comunidad más respetada y adinerada: la cubana. La más denostada: la haitiana. La inversión: opaca. La policía: desbordada y con manzanas podridas. Y todo ello segmentado en barrios. La serie nos ayudará a conocer un poco mejor el mapa del Condado de Miami en la actualidad.

Una serie que puede gustar a los que se interesen por series de intriga, thrillers con elementos nuevos y originales que no se limitan a policías y delincuentes. Todo en esta serie es mucho más ambiguo. Serie adaptada para los que aspiran a aprender algo sobre la vida en Norteamérica: no estamos ni en Broadway, ni en las inmediaciones de Central Park o de Rhode Island, ni siquiera en las praderas centrales cubiertas de maíz o en la costa Oeste, paradigma de lo cool… estamos en la Norteamérica hispana. Y esto es lo que hay…

Anuncios