FICHA

Título originalTiempos de Guerra
Título en España: Tiempos de Guerra
Temporadas: 1 (13 episodios)
Duración episodio: 70 minutos.
Año: 2017
Temática: drama
Subgénero: bélico
Resumen: Serie situada en la guerra de Marruecos justo después del desastre de Annual. Un grupo de enfermeras enviadas por la Reino Victoria Eugenia, y dirigidas por la Duquesa de la Victoria, todas ellas miembros de la alta sociedad, fundan un hospital en Melilla y cuidan a los numerosos heridos, mientras mantienen vivos sus amores o conocen otros nuevos.
Actores: Alicia Borrachero, Amaia Salamanca, José Sacristán, Álex García, Silvia Alonso, Marcel Borràs, Verónica Sánchez, Cuca Escribano, Vicente Romero, Álex Gadea, Miguel Rellán, Alicia Rubio, Cristóbal Suárez, Carmen Balagué, David Marcé, Toni Agustí, Anna Moliner, Nuria Herrera, Daniel Ludhn, Federico Pérez, Pepa Rus, Marc Clotet.
Lo mejor: El intento de honrar la memoria de las primeras enfermeras españolas en un conflicto bélico.
Lo peor: Demasiado parecida en su argumento a otros series en modo culebrón.
Lo más curioso
: La serie se rodó íntegramente en los estudios de Antena 3 en San Sebastián de los Reyes.
¿Cómo verlo?: Fue emitida inicialmente por Antena 3 y actualmente figura en el catálogo de Netflix; puede ser bajado mediante programas P2P y comprarse en DVD.

Puntuación: 7

PROMO

PROMO  

PROMO

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

VER SERIE (Atresplayer)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (Netflix)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre TIEMPOS DE GUERRA

Todas las series que enmarcan la trama en un determinado contexto histórico merecen cierta atención, o al menos un inicial voto de confianza, en la medida en que pueden enseñarnos algo sobre nuestro pasado. Así pues, cuando supimos que la serie, Tiempos de Guerra, inicialmente producida y emitida por Antena 3, aludía a las primeras enfermeras españolas que prestaron servicios en la Guerra del Rif, nos declaramos dispuestos a verla con suma atención. Ahora que Netflix la ha incorporado a su catálogo, hemos vuelto a ver la serie con mayor detenimiento aún.

El resultado es demasiado tópico como para que se la pueda considerar como una serie histórica. Es, fundamentalmente, un culebrón en el que, en medio de fragores de tiroteos y ríos de sangre artificial, una serie de chicas habla sobre sus líos amorosos. El triste destino de casi todas las series españolas producidas por cadenas privadas parece ser ese: mostrar una serie de rostros jóvenes de gente guapa al servicio de un mismo tema, los líos sentimentales. Para arropar esta temática se recurre a grandes actores y a insertar la trama en los lugares y momentos más variados. Lo hemos visto en Lo que escondían sus ojos y lo volvemos a ver en Tiempos de Guerra. Ni la personalidad de Ramon Serrano Suñer, ni la situación de España en la postguerra, ni la Guerra del Rif o el desastre de Annual consiguen ser solamente recubrimientos de banales historias de amor. Y lo peor es que, si miramos las series desarrolladas desde principios del milenio por las cadenas generalistas vemos este elemento omnipresente, asfixiando cualquier otra línea argumental.

Obviamente, el problema es de guionización, pero también de dirección de los espacios dramáticos de estas cadenas que parecen considerar que el único tema que debe interesar a su público son las relaciones sentimentales. Así pues, cualquier serie que se propongan realizar, termina en modo culebrón.

 

El resultado de esta serie es pobre. Nos enseña muy poco sobre el conflicto del Rif y solamente algo sobre el papel de las enfermeras procedentes de la “sociedad distinguida” que allí trabajaron y que, sin duda, hubieran merecido algo más que hablar entre sí sobre chismes amorosos o sobre si tal o cual médico, oficial o paciente, les quita el sueño. La serie, en cualquier caso, satisfizo las expectativas de Antena 3 y obtuvo una media del 15,5% de audiencia, que puede considerarse como aceptable y al que se resignan este tipo de cadenas que, poco a poco, van sufriendo una merma de audiencia por goteo. La cadena no ha confirmado si habría una segunda temporada. En cualquier caso, parece difícil que los personajes protagonistas de estos 13 episodios, den más de sí.

El trío protagonista, compuesto por Amaia Salamanca, Alicia Borrachero y José Sacristán, está constituido por actores con distinta experiencia pero con una buena calidad interpretativa. Sin embargo, sus papeles no resultan en absoluto convincentes: el guión era pobre. Tampoco se entra en el fondo de la cuestión sobre el origen de aquel conflicto, su resolución o lo que implicó para la monarquía alfonsina.

La ambientación está muy cuidada y, en general, el nivel medio de las interpretaciones es aceptable así como la fotografía y los efectos especiales. Lo único que está por debajo de la media es la guionización… esto es, lo más importante en una serie.

La serie contiene todos los elementos que han estado presentes en El tiempo entre costuras o en Velvet, por citar las más parecidas. Así que la serie gustará a los que supieron apreciar estas series y a los que tienen una predisposición al “culebrón español”. Algo lenta en varios tramos, insustancial en otros, no es una serie “desastrosa”, pero sí una serie que hubiera podido dar mucho más juego a condición de ser más ambiciosa en su concepción.

Anuncios