FICHA

Título originalAcceptable Risk
Título en España: Acceptable Risk
Temporadas: 1 (6 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2017
Temática: intriga
Subgénero: thriller
Resumen: Un ejecutivo de una empresa multinacional del sector farmacéutico viaja a Montreal en donde debe entrevistarse con un ministro del gobierno canadiense y poco después aparece asesinado. Su esposa, una prestigiosa abogada que es requerida para que vuelva a trabajar en la misma empresa se siente desorientada al comprobar que su marido se dedicaba a actividades que ellas desconocía por completo y emprende una lucha por esclarecer el crimen y la responsabilidad del director de seguridad de la multinacional.
Actores: Elaine Cassidy, Morten Suurballe, Angeline Ball, Lisa Hogg, Geordie Johnson, Paul Popowich, Risteard Cooper, Kate Moran, Rory Nolan, Gloria Cramer Curtis, Elijah O’Sullivan, Dearbhla Molloy, Catherine Walker, Karen Ardiff.
Lo mejor: En todo momento se logra mantener la tensión.
Lo peor: La actitud de algunos personajes en el último tramo de la miniserie es demasiado simplista.
Lo más curioso
: Se trata de una serie coproducida por la empresa canadiense Facet4 y la irlandesa Acom Media.
¿Cómo verlo?: Emitido en España por SundanceTV; puede ser bajado mediante programas P2P.

Puntuación: 5,5

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (SundanceTV)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL

WEB OFICIAL (en castellano, SundanceTV)

Comprarlo en Amazon (en inglés)

Lo menos que puede decirse sobre ACCEPTABLE RISK

Acceptable Risk ha sido definida como la “mejor serie de 2017” y, ciertamente, lo es… pero a condición de delimitarla al catálogo de SundanceTV (canal que se emite en España a través de distintas plataformas: Orange, Movistar+, Vodafone…). Se trata de una coproducción canadiense-irlandesa, discreta en su formato, pero eficiente en su intención de intrigar, entretener y satisfacer al espectador. Y, en este sentido, todo se basa en un guión aceptable, unas interpretaciones brillantes (entre las que destaca con luz propia Eileen Cassidy, que ya nos había llamado la atención por su papel protagonista en la serie No Offence que dejó muy buen recuerdo) y unos aspectos técnicos que, a pesar de lo rutinario, dan como resultado un montaje muy acorde con los medios invertidos.

La serie nos cuenta la historia de una brillante abogada que ha decidido abandonar su profesión para dedicarse a la maternidad y a tener hijos con su esposa, un ejecutivo de una multinacional farmacéutica que suele viajar por todo el mundo. En esta ocasión, el marido se despide para viajar a Canadá en donde deberá entrevistarse con un ministro en la ciudad de Montreal. Tras recibir un sobre, desaparece y pocas horas después su cadáver se encuentra en uno de los peores barrios de la ciudad. La empresa, a través de su responsable de relaciones públicas se ofrece para ayudar a la esposa del ejecutivo asesinado. Sin embargo, ésta empieza a sospechar que hay algo que se le oculta y, lo que es peor, que su marido le ha ocultado siempre qué era exactamente el trabajo que desempeñaba para la empresa. Así mismo, cae en la cuenta de que tampoco sabía gran cosa de la familia de su marido, ni siquiera disponía de un teléfono para ponerse en contacto con ellos.

Y, a partir de ahí, va emergiendo una trama en la que la multinacional –y, en especial, su director de seguridad- aparece como la responsable de todo lo que ha ocurrido, el marido realizaba “servicios especiales” para la empresa, que incluían chantajes, pago de comisiones ilícitas, etc. A medida que avanza la trama, la situación se va complicando, se producen distintos asesinatos, aparición de otros personajes que contribuyen a complicar el guión y a generar más elementos de intriga. Unos se sitúan del lado de la protagonista y le ayudan en su investigación y otros tratan por todos los medios de bloquearla.

La serie está filmada en Irlanda y Montreal, se trata de una serie de presupuesto medio en la que la protagonista indiscutible es Elaine Cassidy que ha alternado este papel con el que viene desempeñando en No Offence y que le valió el premio a la Mejor Actriz Dramática en 2016. Vale la pena recordar también a otro rostro conocido que habíamos visto en la serie Forbrydelsen, se trata del actor danés Morten Suurballe, que en aquella ocasión ejercía como enérgico jefe de policía y ahora lo vemos como cerebro malvado de la conspiración. En ambos casos aporta rigor, seriedad y vigor a su papel.

La serie es de las que entretienen y enganchan al espectador durante los seis episodios que se prolonga. En general, la serie mantiene el interés y consigue la atención del público. El único defecto de guionización que puede achacársele es que en el penúltimo capítulo de la serie, alguno de los protagonistas (concretamente, el jefe de policía) sufre un cambio de actitud radical, poco justificado. Por lo demás, el guión es coherente y deja pocos cabos sueltos.

Una serie, en definitiva, que puede recomendarse. No es un producto espectacular, ni un thriller vertiginoso. Es una serie de gama media en la que todos sus elementos “funcionan” y que, en consecuencia, da como resultado una serie que puede ser apreciada por un público muy diferente. De hecho, ha sido una serie pensada para la exportación mucho más que para el reducido mercado irlandés.

Anuncios