FICHA

Título originalTravelers
Título en España: Viajeros
Temporadas: 2 (24 episodios)
Duración episodio: 45 minutos.
Año: 2016
Temática: ciencia ficción
Subgénero: viajes en el tiempo
Resumen: Cuatro personas muy diferentes están a punto de morir pero sus cuerpos son recuperados por hombres del futuro dispuestos a corregir algunos aspectos del pasado para evitar la catástrofe que ha menguado a la humanidad.
Protagonistas: Eric McCormack, MacKenzie Porter, Nesta Cooper, Jared Abrahamson, Reilly Dolman, Patrick Gilmore, Leah Cairns, Arnold Pinnock, J. Alex Brinson, Jennifer Spence, William MacDonald, Teryl Rothery, Ian Tracey, Kristine Cofsky, Douglas Chapman, Alyssa Lynch,
Lo mejor: Resulta una serie entretenida a pesar de su presupuesto limitado.
Lo peor: En los últimos tiempos han abundado las series sobre “viajeros del tiempo”, casi como si se tratara de un “síndrome de fuga de la realidad”.
Lo más curioso
: La serie tiene como protagonista indiscutible y principal pilar a Eric McCormack, ganador de un Emmi.
¿Cómo verlo?: Está incorporada al catálogo de Netflix. Puede bajarse mediante programas P2P.

Puntuación: 6

PROMO (en inglés)

PROMO (en español latino, temporada 1ª)

PROMO (en español latino, temporada 2ª))

INTRO

MUSICA

VER SERIE (Netflix)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL (en inglés, ShowCase)

Comprarlo en Amazon (no está a la venta)

Lo menos que puede decirse sobre VIAJEROS

Las series sobre viajes en el tiempo abundan y vale la pena preguntarse por qué. Desde aquella serie histórica que fue El túnel del tiempo, pasando por Stargate, hasta llegar a series españolas como La chica del ayer o El Ministerio del tiempo, por no hablar de decenas de series acumuladas en los últimos años (Doce monos, Frequency, 11.22.63, Refugiados, Future Man…), el tema es habitual y poco original. Viajeros, estrenada por Netflix en el inicio de 2018, va por los mismos derroteros y tiene muchos puntos en común con Doce Monos… especialmente en lo relativo a lo limitado del presupuesto y al planteamientos apocalíptico que incorpora.

La serie nos muestra a cuatro personas que llevan una vida modesta y obscura: un estudiante que se gana la vida participando en peleas y que es noqueado en el curso de una de ellas y sufre un traumatismo cerebral, una empleada de Biblioteca con problemas de autismo que es atacada por tres maleantes, una madre soltera de color que resulta golpeada por su ex compañero y un toxicómano que se aplica una sobredosis de heroína. Los cuatro, en el momento de su agonía son “invadidos” por seres llegados del futuro que los reaviven y sustituyen sus personalidades. Los cuatro forman parte de un “comando operativo” dirigido por un agente especial del FBI que también ha fallecido en el curso de una operación. Vienen de un mundo en el que la población terrestre ha sido mermada por guerras, hambrunas y catástrofes y están tratando de modificar la historia para evitar ese triste destino de la humanidad.

Contradicciones aparte, paradojas propias de los viajes en el tiempo y absurdos, se entremezclan en una narración entretenida pero que, en absoluto puede calificarse de original y que, visualmente, se sostiene solamente en la actuación del antiguo agente del FBI “Grant MacLaren”, interpretado por Eric McCormack. Por lo demás, las actuaciones son discretas y poco relevantes. En cuanto al guión, la falta de originalidad, se perdona al disponer la serie de cierto dinamismo que la hace digerible.

La serie arranca con poco fuelle, pero en los siguientes capítulos va aumentando de tono y de interés. En el tramo final se percibe una nueva caída en la intensidad que compromete la calidad media de la serie. En cualquier caso, la serie superó el juicio de la audiencia en la primera temporada y se filmó la segunda que se ha emitido en los EEUU en el mes de diciembre de 2017 y que ha llegado a España a través de Netflix en la noche de fin de año.

 

De factura canadiense, la serie está elaborada con un presupuesto limitado que, obviamente, ha reducido sus expectativas internacionales. Parece no tener excesivas ambiciones, ni la brillantez sea precisamente lo que le acompaña. Será apreciada especialmente por los aficionados a la Ciencia Ficción que le otorgarán puntuaciones notables. Para los que éste género no ofrezca un atractivo especial, la serie merecerá un simple aprobado: no hay nada en ella que chirríe o que, simplemente, sea malo o inaceptable, pero todo en ella es limitado, superficial y apenas pergeñado, en especial los rasgos de los protagonistas.

Quedaría por plantearnos el porqué en los últimos tiempos abundan las series sobre viajes en el tiempo. Parece evidente que buena parte de la población mundial se siente confusa y decepcionada con lo que la evolución de la economía, la política y las relaciones internacionales después del término de la Guerra Fría y con el fracaso visible del neoliberalismo y de la globalización. Este tipo de series nos remite a un mundo en el que la humanidad está agotada, sufriente y en declive. Se ha producido una catástrofe que no ha podido evitar el alto nivel de desarrollo tecnológico alcanzado… pero, sin embargo, existe una posibilidad de operar una rectificación mediante el recurso a los viajeros del tiempo. Así pues  lo que se une es la decepción por la modernidad y la esperanza (quimérica) en que, antes o después, será posible una rectificación. Esta serie responde a estas características y, por tanto, es una serie extremadamente actual y que es muestra de un estado de espíritu propio de la modernidad. Quizás eso es lo que hace que la puntuemos con un 6 en lugar de un 5.

Anuncios