FICHA

Título originalTatort
Título en España: Tatort, inspectora Lindholm
Temporadas: 34 (1014 episodios)
Duración episodio: 90 minutos.
Año: 2014
Temática: Policíaca.
Subgénero: Investigación criminal.
Resumen: La serie Tatort ha presentado a distintos protagonistas a lo largo del tiempo, el último de los cuales es la “inspectora Lindholm” que persigue el crimen organizado en Baja Sajonia. La misma serie ha visto como cambiaban a lo largo de las generaciones los protagonistas y las técnicas de investigación e incluso los sistemas de filmación. La “inspectora Lindholm” es una más de las protagonistas de la serie.
Protagonistas: Maria Furtwängler, Ingo Naujoks, Torsten Michaelis, Karoline Eichhorn, Kathrin Ackermann, Pierre Besson, David Rott, Christine Schorn, Stephan Benson, Hansa Czypionka, Holger Handtke, Eva Löbau, Maren Kroymann,Renate Becker, Arnfried Lerche,   Peter Rühring, Noah Damm, Catrin Striebeck, Matthias Bundschuh, Stephan Grossmann, Rainer Bock, Frank Sieckel, Tarik Can Bash, Slaheddine Ben Saad, Irene Rindje.
Lo mejor: Los episodios suelen ser bastante originales y diferentes unos de otros.
Lo peor: La duración de 90 minutos resulta excesiva para una serie televisiva.
Lo más curioso
: Se trata de ka serie más larga de la televisión alemana: 47 años en antena.
¿Cómo verlo?: Emitida por TV2. En youTube se pueden ver varios episodios de la serie en versión alemana. Puede comprarse en DVD o bien bajarse mediante programas P2P

Puntuación: 7

PROMO (en castellano)

PROMO (en inglés)

INTRO

MUSICA

VER SERIE (en alemán – hay que bajar subtítulos)

DESCARGA TORRENT

WEB OFICIAL

Comprarlo en Amazon (en castellano)

Lo menos que puede decirse sobre TATORN, INSPECTORA LINDHOLM

La serie Tatorn es, con mucho, la más larga de la televisión alemana y quizás figure entre las dos o tres de mayor duración en todo el mundo. Viene emitiéndose desde 1970 y ha sido el modelo para otras series europeas posteriores: desde la austríaca Rex, un policía diferente hasta la italiana El Comisario Montalbano. No es constancia, precisamente, lo que les falta a los alemanes. Aún así hay que decir que la serie siempre ha mantenido un nivel de interés y originalidad que le ha garantizado el favor de varias generaciones de espectadores. La serie está dividida en tramos protagonizados por distintos inspectores. El que nos referimos ahora es el protagonizado por “la inspectora Lindholm” que no ha sido el primero, ni será el último.

En realidad, no se trata de una serie convencional, sino que es un punto y aparte en todos los sentidos. En primer lugar, carece de protagonistas fijos: cada uno de ellos se va repitiendo en episodios no necesariamente consecutivos, como si se tratara de distintas comisarías o servicios policiales, todos ellos vinculados a diferentes ciudades alemanas. La “inspectora Lindhorm”, por ejemplo, está destinada a una comisaría de Baja Sajonia y ejerce sus funciones en Hamburgo. Ha protagonizado entre 2002 y 2017, 25 episodios que, en realidad, se parecen más a tv-movies que a entregas de una serie seria. Poco, si tenemos en cuenta que se han filmado hasta ahora 1.014 episodios a lo largo de 34 temporadas (con duraciones irregulares).

El hecho de que la serie tenga distintas ambientaciones ha hecho que los realizadores se preocupen mucho por la ambientación. Al igual que en Rex, un policía diferente, la arquitectura ocupa un lugar importante. Cada episodio supone un repaso a los lugares más emblemáticas de cada ciudad. Y no sólo eso: al tratarse de distintas regiones, se ha puesto especial cuidado en mostrar los distintos acentos, giros lingüísticos y variedades dialectales del idioma germano, rasgo que queda atenuado (o completamente perdido) en la mayoría de episodios.

La serie se ha emitido en España con el título de El lugar del crimen sin llamar excesivamente la atención. Sin embargo, en Alemania la serie es seguida semanalmente por 8,4 millones de espectadores que, en 2010 ascendieron a 9,5 millones, duplicando el volumen de los programas más vistos en aquel país. Se trata de “la serie de los domingo”. Cuando en 2012 se rumoreó que la serie iba a concluir, se llegó a preguntar a la canciller Angela Merkel qué había de cierto en la noticia.

En cada episodio, el papel protagonista lo asume el inspector que lleva el caso. La “inspectora Lindholm” no es una de las que más han aparecido, pero si de las que están resultando más populares. Los 25 episodios en los que ha aparecido comenzaron en 2002, siguieron en 212, 2014 y 2016. Lo más probable es que se filmen nuevos episodios en los que aparezca a la vista de la popularidad del personaje. El récord de episodios protagonizados corresponde al “inspector Ballauf” (Klaus J. Behrendt) con 80 episodios protagonizados desde 1990 hasta hoy. Se han sucedido una treintena de protagonistas dando a la serie una variedad que carecen las series norteamericanas del mismo género (las cuales han optado por hacer versiones locales de CSI o de Ley y Orden.

¿En qué es superior ésta serie? Fundamentalmente en que los temas tratados son más próximos a nosotros, españoles. A fin de cuentas, Alemania no está tan lejos de nuestro país y, por lo demás, en todo el continente ha proliferado un mismo tipo de delincuencia. Por otra parte, la riqueza arquitectónica de Europa da lugar a escenarios mucho más vistosos. El tratamiento de los personajes protagonistas es, igualmente, mejor en Alemania que en las series norteamericanas. La “inspectora Lindholm”, por ejemplo, puede muy bien existir en cualquier comisaria del continente.

El papel de “inspectora Lindholm” está encarnado por Maria Furtwängler-Burda, hija y nieta de actores y que, tras estudiar la carrera de medicina se dedicó a la interpretación. El apellido “Burda” les sonará de la revista de modas y patronaje que lleva el mismo nombre. En efecto, ella es la esposa del Doctor Hubert Burda, hijo menor de la fundadora de la revista. Su aparición en los 25 episodios de esta serie le ha llevado a la fama y a obtener varios premios. Hay que reconocer que, aun cuando su filmografía es bastante reducida, realiza un papel extraordinariamente expresivo. No se trata de una inspectora dada a acciones violentas y heroicas, ni que aparezca en persecuciones trepidantes o realice deducciones inverosímiles; precisamente, lo característico de esta serie es que cualquier policía puede reconocerse en los protagonistas.

Se trata de una serie que actualmente está ofreciendo TV2 en su programación de noche. El hecho de que los episodios duren 90 minutos es, sin duda, un hándicap a esas horas, pero la perspectiva de ver esos 90 minutos sin cortes publicitarios es lo que anima a muchos espectadores a cambiar de canal. Una buena serie, en definitiva, que satisfará especialmente a los amantes de series policíacas, tranquilas, serenas, razonablemente variadas y “próximas”. Si busca algo más enervante, trepidante e histérico, esta desde luego no es su serie.