FICHA

Título originalEl libro gordo de Petete
Título en España: El libro gordo de Petete
Temporadas:  6 episodios
Duración episodio: 5 minutos.
Año: 1981-1983
Temática: Infatil.
Subgénero: Educativo.
Resumen: Una presentadora y la mascota, Petete, con aspecto de pingüino que en cada entrega abordaba un tema educativo para niños acompañado por un pequeño documental y/o animaciones.
Protagonistas: Manuel García Ferré (creador), María del Carmen Goñi (voz original en España), Gachi Ferrari (la presentadora).
Lo mejor: La idea original: educar desde la infancia.
Lo peor: Los chistes y bromas que surgieron en torno al “libro gordo”.
Lo más curioso
: Inicialmente la mascota se inspiró en “Malvino, el Pingüino Argentino”, en reivindicación directa a las Islas Malvinas.
¿Cómo verlo?: En youTube, puede bajarse mediante programas P2P y adquirirse en formato DVD.

Puntuación: 7,5

UN EJEMPLO (el reloj)

OTRO EJEMPLO (la nieve)

TERCER EJEMPLO (los caracoles)

CABECERA

MUSICA

VER SERIE

WEB OFICIAL  

Comprarlo en Amazon (el DVD no está a la venta: puede comprarse el Libro Gordo de Petete)

Lo mínimo que puede decirse sobre EL LIBRO GORDO DE PETETE

El primer rastro de este personaje que se hizo popular en la televisión infantil de los primeros años 80 en España, aparece en la República Argentina en 1976 y lo hace de la mano de un dibujante de origen español, radicado en aquel país desde los 17 años: Manuel García Ferré.

Era un tipo exuberante y excepcional que emigró a Argentina en 1947. Almeriense y autodidacta, tenia buena mano para el dibujo y pronto empezó a trabajar en agencias de publicidad mientras estudiaba arquitectura. En 1952 creó un personaje, Pi-Pío, que parecía un cowboy, habitante de Villa Leoncia y que, en realidad, era un pollo. Luego y durante más de tres décadas publicó la revista infantil Anteojito que, durante las últimas décadas del siglo XX fue una de las más difundidas en el sector de la prensa infantil en aquel país. Sus personajes animados aparecieron reiteradamente en la televisión y en 1967 creó a “Petete”. Su editorial, Producciones García Ferré, asumió en Argentina la publicación de Ser padres hoy y de Muy Interesante. Declarado “Ciudadano Ilustre” de la Ciudad de Buenos Aires, creó numerosos personajes siempre para deleite del público infantil. Falleció en 2013 en aquella tierra que lo acogió como a uno de los suyos.

El personaje de “Petete” se caracterizaba por ser de tamaño pequeño, una mascota, con el abdomen y parte de la cara amarillos y la otra parte del cuerpo roja, llevaba un chupete colgado al cuello y un gorro de lana con pompón en la cabeza. García Ferré, sin duda, no olvidó sus orígenes españoles y la reivindicación sempiterna de la devolución de Gibraltar que, en Argentina tiene su equivalente en las Islas Malvinas. Así que su primera versión de “Petete”, en realidad, se llamaba “Malvino, el Pingüino Argentino”. Era prácticamente igual en colores y en presencia del “gorrito Bariloche”. Pero, al parecer, le convencieron de que el nombre no era oportuno por su resonancia alcohólica (“tener un mal-vino” significa haber sufrido una fuerte borrachera) y a la vista de que se trataba de un personaje infantil.

Apareció en las publicaciones de su autor durante muchos años hasta que dio el salto televisivo. Cada programa apenas tenía minuto y medio de duración (ocasionalmente, dos minutos). Estaba presentado por la actriz Gachi Ferrari que después de una brillante carrera como modelo se dedicó a presentar shows y más adelante programas infantiles. Incluso cuando se dedicó fugazmente al cine a finales de los setenta, protagonizó también películas infantiles. Después de un cortísimo diálogo con la mascota, basado siempre en un tema muy concreto (véanse las muestras), se iniciaba una pequeña animación y una exposición de lo esencial del tema, adaptado para niños, menores de 8 años. Obviamente, se trata de exposiciones esenciales, muy ligeras, pero al mismo tiempo extraordinariamente educativas. De ahí es éxito del programa que en España se emitió en la que en aquella época se consideraba como la franja infantil (por las tardes, entre las 18:00 y las 20:00 horas).

Al finalizar cada programa, ambos personajes, Petete y la presentadora, repetían siempre la misma coletilla: “El libro gordo te enseña, el libro gordo entretiene y yo te digo contenta, hasta la clase que viene”. Cuando ya había desaparecido en España, el Argentina siguió apareciendo presentado por Guillermina Valdés. Paralelamente, TVE publicó una colección de fascículos que en total tuvieron 3.200 páginas, en cuatro tomos encuadernables. Con el lema “Una sólida cultura es la herencia más segura!”.

En España se emitió en la última fase de la transición. Murió cuando los socialistas llegaron al poder y arrasaron con todo lo que había en la programación infantil de televisión, considerándolo “burgués” y casi “fascista”. Fue un error: era evidente que los gustos estaban cambiando y que difícilmente, El Libro Gordo de Petete hubiera resistido en la pantalla hasta el año 2000… pero también es cierto que hubiera podido adaptarse y que hoy hubiera sido una excelente forma de introducir a los niños en el uso de los ordenadores. Quizás una de las muestras más desaprensivas de hostilidad hacia este programa que solamente aspiraba a ser educativo se realizó en España con “El libro gordo de Pedrete” y con chistes sobre “el miembro gordo de Petete”… Rasgos de la época y del carácter carpetovetónico.

En cualquier caso, quienes lo vieron en aquella época se sintieron capturados: los padres al ver que los hijos aprendían y que era posible interesarlos por aspectos del mundo, de la ciencia y de la naturaleza desde muy niños. Es cierto que los fascículos, habitualmente, los regalaban los padres a los hijos y estos se limitaban a mirar las ilustraciones y poco más. Pero los que tuvimos hijos en aquella época agradecemos extraordinariamente a García Ferré la creación de su personaje y a TVE haberlo emitido en España.