FICHA

Título original: V
Título en España:  V
Temporadas:  3 (24 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 1983-1985
Temática: Ciencia Ficción.
Subgénero: Drama.
Resumen: Un mal día 50 naves extraterrestres se posan amistosamente sobre las principales ciudades de la Tierra. Pronto se descubrirá que sus intenciones son hostiles y ni siquiera su aspecto es humanoide sino que realmente son saurios. A partir de ese momento, algunos terrícolas reaccionarán creando un movimiento de resistencia.
Protagonistas: Jane Badler, June Chadwick, Jennifer Cooke, Robert Englund, Faye Grant, Marc Singer, Jeff Yagher, Michael Ironside, Lane Smith, Blair Tefkin, Michael Wright, Howard K. Smith, Aki Aleong, Judson Scott, Frank Ashmore, Duncan Regehr, Mickey Jones, Peter Elbling, Burt Marshall, Bruce Davison, Jenny Beck, Nicky Katt, Ashton Wise, Michael Durrell, Robert Thaler, Gela Nash, Sandy Lang.
Lo mejor: “Diana”, la extraterrestre, engullendo una rata cuando nadie se lo esperaba.
Lo peor
: Que se intentó estirar demasiado la serie y al final se convirtió en rutinaria.
Lo más curioso: Inicialmente la serie se concibió inicialmente como el ascenso de un movimiento nazi en los EEUU.
¿Cómo verlo?: Fue emitido por TVE y posteriormente por Canal Nou y CMT. Puede comprarse en DVD y algunos episodios en castellano pueden encontrarse en youTube.
Puntuación: 6

PROMO

PROMO

PROMO (en castellano)

ESCENA (Diana comiéndose a la rata)

CABECERA

MÚSICA

VER SERIE

WEB OFICIAL

Comprar DVD en Amazon

Lo mínimo que puede decirse sobre V, INVASIÓN EXTRATERRESTRE

Se trató de una serie de culto, al menos para los más jóvenes y especialmente para los aficionados a los ONVIS que vivían en aquel momento su período áureo. Lo que durante tantas décadas se había anunciado mediante avistamientos aquí y allí, había sucedido: los extraterrestres llegaban a la Tierra y se manifestaban como tales. Haciendo abstracción de que, desde el principio, parecían ligeramente “nazis”, lo cierto es que aparecían con un aspecto lustroso y un ánimo amigable. Luego resultará que no, que su aspecto exterior era el de saurios y que solamente querían esclavizar a los habitantes del planeta y llevarse nuestra agua. Unos pocos terrícolas esclarecidos y valerosos organizaron un movimiento de resistencia cuyo emblema era la “V” de victoria. Fue esa la dirección en la que derivó un guión inicial relativamente diferente: los nazis autóctonos habían llegado al poder en los EEUU y la “V” indicaba a los opositores. Sin embargo, la productora y emisora de la serie, la NBC, juzgó que era mejor darle un giro al guión y orientarlo hacia la ciencia-ficción más que a la política-ficción, especialmente, porque, como hemos dicho, la ufología vivía entonces su momento álgido.

La serie, tal como fue concebida originariamente, tenía un precedente: la novela de Sinclair Lewis, No puede suceder aquí que fue llevada al cine por Igmar Bergman en 1950 que sucede en “Liquidanzia”, un país vecino a Suecia en donde un grupo dictatorial se ha hecho con el poder. En los momentos en los que se proyectó la serie, se había desencadenado la última fase de la Guerra Fría con Ronald Reagan, por lo que se dieron algunos giros que permitían realizar un paralelismo entre los nazis (por el símbolo) y los soviéticos (por el color de los uniformes), asimilándolos a los “extraterrestres” (aparentemente humanos pero que no lo eran tanto). El mensaje era: todo lo es ajeno y exterior al Occidente democrático es fascismo, dictadura, bolchevismo y, en resumidas cuentas, maldad. Por tanto hay que resistirse al “eje del mal”, venga de donde venga… incluido del espacio exterior.

La trama se inicia cuando un buen día una flota de 50 gigantescas naves extraterrestres se posan sobre otras tantas ciudades de la Tierra. En un principio se presentan como una civilización “enrollada” que propone intercambiar materias primas por tecnología espacial. Cultivan las relaciones con los gobiernos y logran aproximarse a los centros de poder. A partir de ese momento empiezan a pasar “cosas raras” y tanto algunos científicos como los propios extraterrestres adoptan comportamientos extraños y preocupantes. Un periodista (“Donovan”) consigue introducirse en una de las naves extraterrestres y ve una escena aterradora: los visitantes no son humanoides, sino saurios disfrazados que se alimentan de ratas. Al intentar difundir esta información, Donovan se convierte en un proscrito perseguido. Más adelante sabremos que los saurios han llegado con la intención de robar el agua del planeta y hacer de los humanos su propio alimento. Los “visitantes” secuestran científicos, los asesinan, les lavan el cerebro para que colaboren con ellos. De todas formas muchos humanos colaboran de buen grado para desesperación del primer núcleo de resistentes. A medida que avanza la serie, se verá que existen “visitantes buenos” que han entrado en disidencia con los dirigentes de su propia raza y están dispuestos a ayudar a la “resistencia” terrícola. Tal es el argumento de una típica película de acción y aventuras, con las inevitables interpolaciones románticas y situaciones dramáticas.

La serie, inicialmente se artículo en tres temporadas completamente diferentes. La primera estuvo compuesta por los dos primeros episodios, es, en realidad, una miniserie que se estrenó en 1983. Tuvo éxito y a ella siguió una segunda temporada que era, otra miniserie (La batalla final) que pudo verse en 1984. Finalmente, la tercera temporada está compuesta por 19 episodios convencionales que terminan abruptamente cuando la serie fue bruscamente cancelada.

Prácticamente todos los protagonistas de la serie eran rostros desconocidos para el espectador. Algunos han prologado su vida cinematográfica más allá del final de la serie: Jane Badler (“Diana”, la lagarta), participó en series como Falcon Crest, Isla fantasía y Misión Imposible como “agente Meredith Braxton” y en 2010 volvió a su papel de “Diana” en el remake de la serie.  Marc Singer (“Donovan” el periodista), estuvo presente en Dallas, Se ha escrito un crimen y antes de V en el largometraje El Señor de las bestias (1982), actualmente aparece en la serie Arrow. De Faye Grant (“Julliet Parish”) se recuerda más su estruendoso divorcio con Stepen Collins (Los cuentos del Mono de Oro) que su carrera cinematográfica que, más o menos, embarrancó a partir de 1985. Robert Engund (“Willie”, el lagarto “bueno”) sigue filmando películas de serie B y logró popularizarse en su papel de “Freddy Krueger” en los largometrajes de la marca Pesadilla en Elm Street. Michael Ironside (“Tyler”) también ha proseguido una carrera cinematográfica prolífica de la que sobresale su papel en Desafío Total (1990) y sus reiteradas intervenciones en numerosas series de televisión y tv-movies. Análogo recorrido tuvo Lane Smith (el presidente de “Nuevas Fronteras Científicas” en V) hasta su fallecimiento en 2005…

Los primeros episodios son, sin duda, los más interesantes y aquellos en donde aparecen las novedades que luego se convertirán en rutinarias. En la tercera temporada está claro que se trata de “estirar” la serie al máximo a expensas de una caída en la calidad y en el interés de la trama. Dado que terminó sin un final claro, quedaba abierta la posibilidad de que la serie reviviera, como así ocurrió en 2009 cuando se filmaron 22 episodios más. Esta revisión tardía no aporta gran cosa sino, como máximo, es el reflejo de algunos cambios generacionales y tecnológicos que habían tenido lugar en los veinticinco años transcurridos desde la versión original. A pesar de que se realizó una campaña de promoción internacional, la serie no cuajó: el período dorado de la ufología había pasado. De la serie original quedó el mito de los “reptilianos”, reptiles humanoides, que tienen su espacio en las modernas teorías ufológicas y conspiranoicas.

La serie V gustará a los que la vieron en su juventud, como un recuerdo más de aquellos, sin duda, los mejores años de sus vidas. Gustará también a los creyentes en la mitología OVNI que la considerarán como un precedente de la mucho más sofisticada Expedientes X. Hoy es una serie acartonada, poco creíble, lenta y que cuesta visualizar, especialmente en su tercera temporada. Puede bajarse a través de programas P2P, en youTube están recogidos los clips más interesantes e ilustrativos y algunas webs dicen servirla íntegramente (cuidado, que algunas transportan virus o solamente quieren introducir en tu ordenador programas espía).