FICHA

Título original: Poldark
Título en España:  Poldark
Temporadas: 2 (29 episodios)
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 1975-1977
Temática: Intriga.
Subgénero: Drama.
Resumen: Primera adaptación televisiva de la serie de novelas escritas por Winston Grahan sobre la familia Poldark, en la que se evidencia, a través de las peripecias de los protagonistas, los cambios que tuvieron lugar en el Reino Unido desde finales del siglo XVIII y los primeros lustros del XIX.
Protagonistas: Angharad Rees, Robin Ellis, Jill Townsend, Paul Curran, Mary Wimbush, Clive Francis, Richard Morant, Judy Geeson, Norma Streader, Ralph Bates, Forbes Collins, Christopher Benjamin.
Lo mejor: A pesar de su extrema sobriedad, la serie tiene algunos toques de humor inglés.
Lo peor
: Inicialmente le costaba algo arrancar y enganchar al espectador.
Lo más curioso: La serie y las novelas constituyeron uno de los fenómenos de la cultura pop más difundidos en los años 70.
¿Cómo verlo?: Fue emitida por TVE. Puede comprarse en Amazon o bajarse mediante programas P2P e incorporarse los subtítulos en castellano en http://www.subdivx.com. También se encuentra en versión española.

Puntuación: 7,5

PROMO (1 – en inglés)

CABECERA

MÚSICA

VER SERIE (en YoyTube en inglés)

WEB OFICIAL

Comprar DVD en Amazon

Lo mínimo que puede decirse sobre POLDARK

Poldark revolucionó el mundo de las series en 1975 y demostró que lo realizado para la pequeña pantalla podía acercarse a la perfección de las grandes películas ideadas y producidas para la pantalla grande. Hasta ese momento se había creído que la televisión era un medio de comunicación importante pero que no podía rivalizar con el cine en calidad artística. Con esta serie se demostró la falsedad de la afirmación y es un preludio de lo que ocurriría cuarenta años después, cuando actores y directores, e incluso grandes productoras, no hacen ascos –y casi prefieren- la migración al mundo del plasma que el declinante ambiente de las salas de exhibición repletas de palomiteros y cada vez más vacías.

Poldark, además, venía avalado por una saga de novelas de excepcional calidad escritas por Winston Graham, famoso autor de novelas históricas. Antes de centrarse en la temática histórica había escrito algunas novelas que fueron llevadas al cine con gran éxito: Marnie, la ladrona (1964) de Hitchcock, fue una de ellas. De sus treinta y dos novelas publicadas, doce están dedicadas a la saga de Poldark y son las que inspiran esta serie. No es que no existan variaciones en relación a los textos de Graham, es que se trata de cuestiones menores que no afectan mucho a la pureza del relato originario. Obviamente, en la novela todo discurre de manera mucho más lenta y detenida, mientras que el lenguaje televisivo debe necesariamente acortar tiempos. De todas formas, esta es una serie serena, sin precipitaciones, ni apresuramientos.

Nos muestra a un hombre que vuelve después de permanecer fuera de su país y de su entorno durante tres años. Pertenecía a los estratos de la pequeña nobleza de provincias. Graham tomó como modelo a un piloto que había conocido durante la Segunda Guerra Mundial. Al volver a su tierra natal, lo que encontró no era lo que había dejado: los cambios se habían llevado su vida pasada por delante e incluso su prometida se había casado con otro temiendo que hubiera muerto. Luego conoce a una porqueriza, Demelza, a la que saca de la miseria, convirtiéndola en su esposa y con la que tendrá en los veinte años siguientes cuatro hijos. A partir de ese momento, todo circula en torno a la mina cuya explotación le devolverá su fortuna y su estatus, no sin dificultades.

Los papeles protagonistas fueron ocupados por Robin Ellis y Angharad Rees. Ellis volvió a repetir en la serie, esta vez con el papel de “Reverendo Halse”, en el remake filmado en 2015-2017: Poldark. Interpretara “Ross Poldark” fue la gran oportunidad de su carrera y la aprovechó. Posteriormente intervino en muchas películas hasta que en 2006 volvió a aparecer en uno de los episodios de la serie sueca Wallander, en la actualidad está retirado, vive en el sur de Francia y, oh maravilla de maravillas, se dedica a escribir libros de cocina. En lo que se refiere a su parter, Angharad Ress, cabe decir que éste fue el trabajo más conocido de esta actriz galesa que trabajó poco y permaneció alejada de las pantallas desde 1992 hasta su fallecimiento de cáncer de páncreas veinte años después. Optó por seguir la vía del teatro y en sus últimos años, se dedicó exclusivamente al diseño de joyas.

La serie fue vista y elogiada por millones de espectadores, se convirtió en uno de los fenómenos mediáticos más importantes de la segunda mitad de los años 70. Hoy puede verse todavía sin que su lenguaje visual haya quedado superado. Lo que sí está superada, obviamente, es la calidad de la fotografía y los retoques digitales de color que son, a fin de cuentas, lo que ha justificado que esta serie tuviera un remake cuarenta años después. Gustará a los nostálgicos especialmente y a quienes, quedando seducidos por ella en los setenta la quieran comparar con el remake.