FICHA

Título original: Agatha Christie’s Miss Marple
Título en España:  Miss Marple
Temporadas: 3 (12 episodios)
Duración episodio: 120 minutos.
Año: 1984-1992
Temática: Intriga.
Subgénero: Drama.
Resumen: La traslación televisiva del famoso personaje creado por Agatha Christie, en una serie que está reputada como la más fiel al espíritu y a la letra de los relatos originales .
Protagonistas: Joan Hickson, Juliette Mole, David Beames, Mona Bruce, Nicholas Blane, Katy Jarrett, Leslie Adams, David Horovitch, Ian Brimble, Rhoda Lewis, Jill Meager, Joanna David, Maurice Denham, Andrew Burt, Pamela Pitchford, Gwen Watford, Moray Watson, Valentine Dyall, Karin Foley, Raymond Francis,  Paul Eddington, Cheryl Campbell, Polly Adams, Tara MacGowran, James Hazeldine, Christopher Good, Norma West, Michael Browning, Joan Hickson, Claire Bloom, Barry Newman, Norman Rodway, Elizabeth Garvie, John Cassady, David Horovitch, John Castle, Ian Brimble, Gwen Watford, Judy Cornwell, Christopher Hancock, Margaret Courtenay, Anna Niland, Rose Keegan, Rhoda Lewis, Christopher Good, Barbara Hicks, Glynis Barber, Amanda Elwes, T.R. Bowen, Timothy West, Fabia Drake, Clive Merrison, Rachel Bell, Peter Davison, Frances Low, Stacy Dorning, Martyn Stanbridge, Tom Wilkinson, Jon Glover, Selina Cadell.
Lo mejor: Joan Hickson realizó una creación muy aceptable de Miss Marple.
Lo peor
: La duración. En realidad, no es una serie compuesta por doce entregas, sino de doce largometrajes sobre el mismo personaje.
Lo más curioso: Fue recibido unánimemente con entusiasmo por la crítica y por el público.
¿Cómo verlo?: Puede bajarse mediante programas P2P e incorporarse los subtítulos en castellano en http://www.subdivx.com. También se encuentra en versión española.

Puntuación: 7

PROMO (1 – en inglés)

PROMO (2– en inglés)

PROMO (3 – en inglés)

CABECERA

MÚSICA

VER EPISODIO (4:50 from Paddington completo – en inglés)

VER SERIE

WEB OFICIAL

Comprar DVD en Amazon

Lo mínimo que puede decirse sobre MISS MARPLE

Sería posible que se estableciera una confusión entre dos versiones del personaje de Miss Marple, filmados en el Reino Unido con relativa proximidad uno al otro. Y, sin embargo, la Marple protagonizada por Geraldine McEwan primero y por Julia McKenzie después, es sensiblemente diferente a la que protagonizó veinte años antes Joan Hickson. Varía solamente el nombre: simplemente Marple en la más reciente y Agatha Christie’s Miss Marple, en la versión anterior ochentera a la que vamos a referirnos ahora.

Pero también existía una segunda diferencia y mucho más sensible que un simple título: la versión Agatha Christie’s Miss Marple (que en España se popularizó simplemente como Miss Marple) era extraordinariamente fiel a las novelas de Agatha Christie, tanto en su letra como en su espíritu. Había pocas licencias televisivas (de hecho, ninguna de relieve) y el relato era tal y como había sido concebido por la autora. Esto, naturalmente hace que hoy, cuando los episodios de una serie difícilmente superan los 50 minutos de duración, Miss Marple con su hora veinte e incluso más en algunos episodios, sea de duración excesiva. Así mismo, hoy se tiende a introducciones espectaculares (True Detective), características (Poirot, por ejemplo) o inolvidables (Jardín de Bronce), en los años 80 eran mucho más simples o, simplemente, modestas como ésta. Los dibujos que acompañan la intro son siempre propio de la época victoriana, mostrando a vicarios vigilantes, individuos de aspecto torvo que observan y empañan la aparente tranquilidad de al escena. Ese era, precisamente, el ambiente que trabaja de instalar la serie y de la que la intro era el paradigma.

El lenguaje narrativo es algo más lento y algunas de las escenas son, realmente, superfluas para el desarrollo de la trama. Sin embargo, en sus doce entregas, la serie se hace entretenida, conseguimos empatizar con la protagonista y los casos resultan a menudo divertidos y siempre entrañables. La escenografía, banda sonora, ambientación, correctas y montaje, simplemente, correctos y profesionales.

Resulta difícil saber qué hubiera opinado  Agatha Christie de esta adaptación. La autora había fallecido ocho antes de que se estrenara la serie y no era un secreto que se había mostrado altamente decepcionada por las adaptaciones anteriores. Es más, había albergado un indecible desprecio hacia el medio televisivo. Para encarnar a la protagonista, se optó por Joan Hickson que estaba en torno a los ochenta años cuando comentó la serie (moriría en 1998 con 92 años). No era una novata en interpretar papeles derivados de obras de Agatha Christie. Desde 1940, cuando había protagonizado Cita con la Muerte en el teatro, la autora estaba presente en la sala y le dijo: “Espero que algún día representes a Miss Marplle”. En los años 60,l cuando ya empezaba a ser mayor y su pelo era canoso, había interpretado en el teatro al personaje. Su interpretación en esta serie le valió dos premios BAFTA en 1987 y 1988. En 1989 proclamó que no volvería a filmar ninguna película más de esta serie, pero ese mismo año, cedió ante la oferta económica

Así mismo, los productores pusieron especial cuidado en que los personajes recurrentes que solían aparecer en los episodios fueran igualmente interpretados por actores consagrados y con experiencia. El “Suerintendente Slack” fue asumido por David Horovitch y el “sargento Lake”, por Iam Brimble, que también tenían amplia experiencia teatral y estaban familiarizados con obras de la autora (ambos, por lo demás, participarían en la serie Poirot).

La pequeña población de St. Marie Mead fue instalada en Nether Wallop, en Hampshire y la serie recibió elogios desde la primera entrega. Comercialmente, su explotación resultó un éxito. Fue de las primeras series inglesas que se exportaron a la Unión Soviética y 30 canales de televisión de todo el mundo compraron los derechos de emisión. Hoy todavía es objeto de reposiciones.

Gustará, naturalmente a los fanáticos de Agatha Christie y de sus relatos de misterio. Estos podrán observas que es la adaptación más fiel a los relatos originarios. No es una serie adaptada para un público presuroso e impaciente: cada episodio se prolonga demasiado para los estándares actuales, sin embargo, es una serie en la que, en todo momento, el misterio, el suspense y la intriga están presentes hasta los últimos momentos. Gustará a todos los que les guste este género.

Anuncios