FICHA

Título original: Battelstar Galactica
Título en España: Battelstar Galactica
Temporadas: 2 (22 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 1978-1980
Temática: Aventuras.
Subgénero: Ciencia Ficción.
Resumen: En las llamadas “doce.colonias de Kobol” habita una civilización humana que lucha contra sus enemigos (los cylones) que, finalmente, los exterminan salvo a la tripulación de una nave espacial cuyos tripulantes buscan un nuevo planeta para reconstruir su civilización.
Protagonistas: Lorne Greene, Richard Hatch, Dirk Benedict, Herb Jefferson Jr., John Colicos, Maren Jensen, Noah Hathaway, Laurette Spang, Tony Swartz, Anne Lockhart.
Lo mejor: en su momento, causaron sensación los efectos especiales.
Lo peor
: vistos en las actualidad, esos mismos efectos especiales generan vergüenza ajena.
Lo más curioso: La 20th Century Fox (productora de Star Wars) denunció a la Universal (productora de esta serie) por robo de ideas.
¿Cómo verlo?: Fue emitida en España por TVE. Hoy puede “bajarse”  mediante programas P2P en versión original. Algunos episodios están presentes en youTube. Está al a venta en DVD.

Puntuación: 7

PROMO (en inglés)

CABECERA (en inglés)

MÚSICA

VER SERIE

WEB OFICIAL

Comprar DVD en Amazon

Lo mínimo que puede decirse sobre BATTELSTAR GALACTICA

En 1978 se acababa de estrenar Star Wars y la ciencia ficción parecía experimentar una revitalización después de haber estado dominada en los diez años anteriores por la estela de 2001, una Odisea espacial. La Universal Studios, de acuerdo con la cadena ABC apostó por un producto que pudiera rivalizar con Star Wars, que no fuera muy diferente, pero que, al mismo tiempo, enlazara con un género que en aquel momento gozaba de cierto seguimiento por parte del público: el “realismo fantástico” (lo que no hacía la saga iniciada por George Lucas). Esta tendencia había sido generada en los años 60 a raíz del libro de Louis Pauwels y Jacques Bergier, El retorno de los brujos: se trataba –entre otras cosas- de dar explicaciones audaces y fantásticas a episodios históricos reales. Bajo el epígrafe de “realismo fantástico” se agruparon temas muy distintos: ufología, parapsicología, civilizaciones desaparecidas, egiptología, ciencia ficción. De hecho, la serie Battelstar Galactica, además de ser una copia –que lo era- de Star Wars, era también un amasijo de todos estos temas.

La serie tenía un carácter “egipcio”: los cascos de los astronautas evocaban el “uraeus” egipcio. Los mismos nombres de los protagonistas trataban de sintonizar con la Biblia y, en definitiva, se trata de dar una explicación fantástica a los orígenes de la vida en el planeta Tierra. Los “dioses”, así pues, no serían nada más que recuerdos de aquellos héroes primigenios de la raza humana que llegaron de otras partes del Universo huyendo de sus enemigos mortales, los “cylones”. El evolucionismo, tal como lo consideraba Darwin era sustituido por una forma de vida humana que se había desarrollado en un lugar remoto, en las Doce Colonias de Kobol. Allí ya existía la humanidad tal como la concebimos hoy. Sin embargo, aquella civilización se había visto avasallada y arrinconada por otra civilización tecnológicamente superior pero más desaprensiva, que la habría destruido completamente… salvo a los tripulantes de una gigantesca nave de combate, la Galactica, preparada para resistir, viajar por el espacio exterior y crear una nueva colonia en algún planeta remoto. La Galactica estaba dirigida por el “comandante Adama” (Lorne Greene, el “Ben Cartwaight” de Bonanza) y los pilotos “Apolo” (Richard Hatch) y “Starbuck” (Dirk Benedict), que conseguirán zafarse de la persecución de los “cylones” y, después de indecibles penalidades y encuentros con las más excéntricas razas alienígenas, consiguen llegar a la Tierra y establecerse. Su recuerdo ha permanecido en los fundadores de las civilizaciones y en el panteón religioso de los pueblos antiguos…

La serie estuvo precedida por un largometraje, la Saga de Star World de dos horas de duración que fue el piloto de la serie que se prolongaría durante dos temporadas (en la segunda es cuando la nave Galáctica llega a la Tierra).

La serie nos muestra el nivel de la ciencia ficción de los años 70: menos intelectual que la de los 60, pero con mucha más acción y desbordantes dosis de imaginación y aventura. La primera entrega de La guerra de las galaxias, condicionó toda la evolución el género en aquellos años y arrastró imitadores más o menos afortunados como esta serie que circulaba a rebufo de la ideada por Lucas. Vista con casi cuarenta años de distancia, los problemas que presenta esta serie resultan evidentes: presupuesto bajo, efectos especiales que no han superado el paso del tiempo, casi pedestres, una idea –el “realismo fantástico”- que en los años 70 tenía predicamento, pero que hoy ha caído completamente en desuso y unas interpretaciones acartonadas y poco convincentes.

Aún así, la serie tuvo sus fans y es considerada por muchos como una serie de culto, la tercera saga de ciencia ficción que seguiría a Star Wars y a Star Trek, en importancia (aunque a distancia de ambas). Posteriormente se han filmado dos nuevos productos televisivos: Battlestar Galactica (2003-2004) y Battlestar Galactiva (2004-2008) que vuelve a los orígenes de la saga y la reinterpreta con unos medios técnicos más depurados.