FICHA

Título original: Highway to Heaven
Título en España: Autopista hacia el cielo
Temporadas: 5 (111 episodios)
Duración episodio: 43 minutos.
Año: 1984-1989
Temática: Drama.
Subgénero: Fantasía.
Resumen: Serie de carácter moralizador y valores constructivos protagonizada por un ángel piadoso que está aquí para ayudar a los humanos a ser todavía mas humanos.
Protagonistas: Michael Landon, Victor French, James Troesh, Margie Impert, Ron Tank, Shelby Leverington, H. Richard Greene, Brandon Bluhm, Lew Ayres, Bill Erwin, Elisabeth Harnois, Richard Bull, Devon Odessa, Alyson Croft, Joshua John Miller, Helen Hunt, Paul Walker.
Lo mejor: el carácter “positivo” de la trama.
Lo peor
: Está presente el excesivo edulcoramiento propio de las producciones de Landon.
Lo más curioso: la serie terminó con la muerte de los dos actores protagonistas en el plazo de unos meses…
¿Cómo verlo?: puede comprare en DVD o “bajarse”  mediante programas P2P. Algunos episodios están presentes en youTube. Lo emitió TVE y más recientemente, en 2012, se ha visto por TV13.

Puntuación: 6,5

PROMO

CABECERA

MÚSICA

VER SERIE (sólo algunos episodios)

WEB OFICIAL

Comprar DVD en Amazon

Lo mínimo que puede decirse sobre AUTOPITA HASTA EL CIELO

Si usted es un tiburón de las finanzas, alguien descreído o no está entre sus planes ser padre de familia, ni tener que educar a ningún sobrino o nieto, no hace falta que vea esta serie. Seguramente le creará una sensación de plúmbea a insoportable. No es que la serie sea mala. Es mucho más simple: esta serie no es para usted. Para poder contemplarla y disfrutarla usted debe ser alguien educado en los valores tradicionales y que desee transmitirlos a sus hijos o a los que están bajo su responsabilidad. Entonces la verá con otros ojos. Y hasta es posible que la disfrute.

Ciertamente, la serie tiene algo más de treinta años y los puntos de vista que se tenían cuando fue filmada no son exactamente los actuales. La serie, por tanto, ha envejecido más (¿o quizás haya que decir que la humanidad sea la que haya evolucionado por derroteros cada vez más problemáticos?). Por otra parte, se diría que el modelo educativo que siguen la mayoría de padres de hoy consiste en no transmitir valores a sus hijos, simplemente cumplen su función queriéndolos según su leal saber y entender, regalándoles aquello que piden y dejándoles que se expresen cómo les dé la real gana. Transmitir unos principios éticos y morales es algo complicado y no se crea –como suelen pensar los padres- que una vez llegados a la escuela, los profesores se encargarán de formarlos. Abandonen toda esperanza en esa dirección.

Series como esta podrían contribuir a educar hijos a la manera tradicional. De hecho, todas las producciones de Michael Landon, desde que concluyo Bonanza, iban en la misma dirección: cine para la familia, sin problemas, pero también sin concesiones, la educación de los hijos en los valores de “bien” y “mal”, “correcto”-“incorrecto”, “aceptable”-“rechazable”, era el leit-motiv que estaba presente en La Casa de la Pradera (1974-1983) y que luego prosiguió en esta serie. Hoy es complicado ver una película para niños. Nada garantiza que sea, efectivamente, para niños: Mortadelo y Filemón (2003) de los hermanos Fesser, debía haberlo sido. Al menos era lo que algunos de nosotros leíamos de críos. Sin embargo, llevar a un menor a ver esta película era exponerlo a un lenguaje grosero, obsceno, plagado de palabras malsonantes que usted y yo, seguramente, podremos soportar… pero no conviene habituar a un menor a este tipo de lenguaje so pena de que el nivel cultural del país vaya degradándose. Hoy, basta pasar por delante de un colegio a la salida de los alumnos para ver que se expresan sólo con onomatopeyas (al menos en España y casi diríamos, sólo en España). Es el resultado de considerar series como Autopista hasta el cielo como acaramelados o propias de un mundo feliz. Eduque en valores y luego es posible que los educados así, los apliquen a su vida cotidiana. Edúquelos a esos mismos en la zafiedad y, no se preocupe, que lo que tendrá por delante será un caída en picado de la educación, la cultura y el estilo: el estilo es la vida… lo que ocurre es que hay estilos manguis y estilos exigentes. Elija usted lo que quiere para sus hijos.

Todo esto para decir que Autopista hacia el cielo es una serie ingenua y “positiva” en la que dos angelotes, aterrizan en la Tierra y caminan al paso con los seres humanos en sus problemas cotidianos. Sí, ya sé que no existen los ángeles… de hecho tampoco existe Bob Esponja, ni el Mortadelo y Filemón de los Fesser. Personalmente, sólo creo en Nietzsche y en la Tabla Periódica de los Elementos. Nietzsche enseña que la mejor disciplina es la disciplina interior de quien no aspira a nada, no espera nada y no cree en nada. La Tabla Periódica enseña que el ritmo y la identidad están presentes en cada casilla y que cada elemento tiene su estilo propio.

La serie tuvo como protagonistas a la pareja de angelotes compuesta por Michael Landon (“Johatan Smith”) y “Mark Gordon” (Victor French). Luego está “Dios”, al que los dos ángeles llaman “El Jefe”. La serie terminó precisamente por la muerte de este último víctima de un cáncer de pulmón. Los dos protagonistas, además, se iban turnando en las tareas de dirección. Landon murió unos meses después.

El resultado final de la serie es entretenido para determinado público (hemos insistido al comienzo que es una serie “para todos los públicos”, pero que no todos los públicos pueden disfrutar de ella.