FICHA

Título original: El español y los siete pecados capitales
Título en España: El español y los siete pecados capitales.
Temporadas: 1 (7 episodios).
Duración episodio: 40 minutos.
Año: 1980
Temática: comedia.
Subgénero: antropología.
Resumen: Un centro cultural contrata a un conferenciante para que dé un ciclo de conferencias sobre los pecados capitales y su práctica en España.
Protagonistas: Juanjo Menéndez, Jesús Puente, Rafael Alonso.
Lo mejor: la buena sintonía de la pareja protagonista..
Lo peor
: que no quedan rastros de la serie.
Lo curioso: antes de esta serie, la pareja protagonista había mostrado su buena sintonía en varios sketchs del programa 625 líneas.
¿Cómo verlo?: No hay huellas públicas de la serie en España, ni ha sido editada en DVD. Si, en cambio, quedan rastros de la versión argentina

Puntuación: 7

PROMO

CABECERA

MÚSICA

VER SERIE

WEB OFICIAL

Comprar DVD en Amazon (no está a la venta)

Lo mínimo que puede decirse sobre EL ESPAÑOL Y LOS SIETE PECADOS CAPITALES

En 1969 Fernando Díaz Plaja había publicado un libro que estaba lejos del narcisismo con el que los españoles teníamos tendencia a mirarnos en la época: El español y los siete pecados capitales. Era una obra inmisericorde, a medio camino entre un tratado de antropología desenfadada y un manual de psicología colectiva para entender el ser y el estar de los españoles. El libro, que no era más que una instantánea de nuestra sociedad en el tardofranquismo, tuvo un éxito extraordinario y figuró entre los más vendidos y leídos. Entre guasa e ironía, el autor se despachaba a gusto y justificaba en buena medida el porqué éramos sensiblemente diferentes a cualquier otro país del mundo: justo por nuestros pecados. Decía, por ejemplo, a propósito de la gula, que España es el único país del mundo en el que en todos los restaurantes tienen una reserva de bicarbonato a la vista de nuestra proverbial glotonería y de los límites del estómago para disolver y procesar todo lo que somos capaces de empotrarnos entre pecho y espalda.

Juan Miguel Lamet realizó la adaptación del original, le dio forma dramática, mantuvo la división de un episodio por pecado y TVE contrató a Jesús Puente y Juanjo Menéndez (respectivamente “Marcelino Fernández Carballo” y “Margallo”, su compañero y amigo el alma) para que narraran los rasgos de cada pecado. “Marcelino” es el clásico sabio distraído, perdido entre libros y con olor a biblioteca. “Margallo” lo contrata para que dicte una serie de conferencias sobre el español y los pecados capitales. Pero casi nadie acude a las charlas que son una simple excusa para mostrarnos tal como somos. Vale la pena destacar, si ello es indicativo de nuestras tendencias comunitarias, que a la soberbia se le dedicaron dos entregas y, no por ser el primero de los pecados capitales, sino por ser el pecado español por antonomasia. La dirección de la serie se encomendó a José María Forqué, que, prácticamente iniciaba en ese momento su tránsito por TVE. Participaron 31 actores y la serie se evaluó en 45 millones de pesetas.

La serie tiene momentos brillantes que permiten afirmar que el trabajo de adaptación realizado por Lamet fue extraordinario. No es fácil trasladar un ensayo e antropología psicológica, por desenfadado y con sentido del humor que se quiera, a frases y situaciones teatrales.

La serie se emitió en el otoño de 1980, en uno de los momentos más duros de la transición. Sirvió para que el país se relajara en la medida de lo posible y olvidara las terribles noticias sobre la inflación, la pérdida de poder adquisitivo de los salarios y una transición mal cerrada que traería lodos durante décadas. Una buena serie, en definitiva, de lo que lo más lamentable es que no queden rastros en los archivos de TVE.