FICHA

Título original: Walker
Título en España: Walker
Temporadas: 9 (203 episodios)
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 1993-2001
Temática: Acción
Subgénero: Policiaca.
Resumen: Un ranger de Texas, Cordell Walker, veterano de Vietnam y diestro en artes marciales combate al crimen junto a sus compañeros campeones de la justicia
Protagonistas: Chuck Norris, Clarence Gilyard Jr., Sheree J. Wilson, Noble Willingham, Nia Peeples, Judson Mills, Floyd ‘Red Crow’ Westerman, Michael Bendall, Jackson Burns, Marco Sanchez, Robert Wall, Jack Martin, Cynthia Dorn, Carey Scott, James Wlcek, Grayson Jim Helms, Todd Terry, Stephanie Carney, Lou Hancock, Vanessa Paul, Marshall R. Teague, Mike Norris, Ken Greaves, Richard Norton, Curtis Lupo, Brad Leland, Blue Deckert
Lo mejor: la famosa patada giratoria de Chuck Norris.
Lo peor
: algunos diálogos eran excesivamente patrioteros.
Lo curioso: La Chrysler pago para que los coches utilizados por los rangers fueran de su marca, a diferencia de los vehículos de los malvados siempre Ford o General Motors.
¿Cómo verlo?: En España ha sido emitida por Telecinco, Nitro, Energy y se sigue reponiendo con cierta frecuencia. Algunos capítulos en castellano pueden encontrarse también en emule, y comprarse la totalidad en Amazon.

Puntuación: 6,5

PROMO (en inglés)

CABECERA

MÚSICA

VER SERIE

WEB OFICIAL

Comprar DVD en Amazon

Lo mínimo que puede decirse sobre WALKER RANGER DE TEXAS

Seamos claros: Chuck Norris no es un actor consumado (pero no olvidemos que Brad Pitt o Tom Cruise se portaban como pasmarotes ante las cámaras en sus primeros años), pero el tipo de cine que hace es similar al que de Jean Claude Van Damme, Jackie Chan o Steven Seagal: un cine de acción y de artes marciales y es con los que practican este tipo de cine con los que hay que compararlo. Y entonces cabe reconocer que Norris, junto con Chan, sin duda, dan en el pelotón de cabeza. La diferencia radica en que mientras las coreografías marciales de Jackie Chan son increíbles y sofisticadas, arropando a un personaje a menudo cómico, las de Norris son más comedidas, más técnicas y su personaje más serio y moralista.

De hecho, lo que podría achacarse a esta serie es su particular moralina, pero el ataque se diluye cuando se tiene en cuenta que es una serie dirigida especialmente para jóvenes y lo que hace Walker-Norris es, simplemente, transmitir “valores” a las nuevas generaciones. Que se trata de valores básicos y que forman parte, especialmente, de la civilización norteamericana, eso es algo indiscutible; Norris viste los atributos de lo más granado de esa civilización: sombrero tejano, placa de sheriff de viejo estilo… difícilmente podría transmitir otro mensaje. Si uno logra desembarazarse de los prejuicios que pueda albergar en torno a Norris, lo cierto es que se trata de una serie que tiene muy claro cuál es su público, qué modelo y qué valores quiere transmitir y qué es lo que rechaza. Y uno tiene la sensación de que no se trata de un cliché, sino que Norris está identificado con el personaje que se limita a traducir los valores en los que el actor-deportista cree firmemente. Y esto, guste o no guste la serie, es algo que, como mínimo, es digno de elogio.

La serie trata sobre un sargento de los ranger de Texas, Cordell Walker. Cabría decir que la historia tejana ha sido sensiblemente diferente a la de otros Estados de la Unión. Colonizado por España, explotado por Francia mientras llegaban colonos anglosajones, independiente en 1821 pero como parte de México con cierto nivel de autonomía, en 1936 se produjo la sublevación del general Samuel Houston y declaran la independencia de México, para incorporarse en 1945 definitivamente a los EEUU y participar en la Guerra de Secesión, junto a la Confederación. Los rangers aparecieron en Austin poco después de la independencia, pero su impulso lo tuvieron a partir del período en el que se estaba gestando la independencia de México. Su arma era el revolver de seis tiros, el lazo y el cuchillo curvo. A finales del XIX era un cuerpo militarizado que luchaba contra indios, cuatreros y bandoleros mexicanos infiltrados, contribuyeron a la pacificación de Texas, y en la actualidad son un apoyo para las policías locales y sus sherifs.

Walker es un sargento de rangers. Ha sido adiestrado en su infancia por los indios y luego ha aprendido artes marciales después de servir en los marines durante la guerra del Vietnam. Es un policía clásico, paternal y moralista, pero también enérgico y obstinado. Su compañero “Jimmi” tiene unos gustos y unas tendencias más actuales (domina la informática y utiliza habitualmente teléfonos móviles). Suele trabajar bajo presión de la fiscal del condado, “Alexandra Cahill” y, como corresponde a un hombre tradicional, pide consejo a sus mentores o a Rangers ya retirados. Cada episodio es autoconcluido y, en la escena final, Walker y sus rangers terminan tomando un chile en el CD’s Bar and Grill.

Criticada por muchos (especialmente por el modelo humano que presenta) y defendida por incondicionales, hay que reconocerle a esta serie su voluntad educativa y lo espectacular de algunas coreografías que suelen resolverse con la famosa patada giratoria de Norris. Se le puede reprochar el maniqueísmo propio de estos productos y el que su presentación y temática tuviera mucho más que ver con las series de “héroes solitarios” de los años 70 que con las serie noventeras. Pero, a la pregunta de quién es el auténtico Chuck Norris, forzosamente deberemos convenir que Churck Norris es Cordell Walker y que, en pocas series como en ésta, actor protagoinista y personaje protagonizado se han superpuesto casi hasta confundirse.