FICHA

Título original: Murder, She Wrote
Título en España: Se ha escrito un crimen
Temporadas: 12 (264 episodios).
Duración episodio: 40 minutos.
Año: 1984-1996
Temática: Intriga.
Subgénero: Crímenes.
Resumen: Una escritora de novelas policíacas se encuentra siempre cerca del escenario en donde se produce un crimen que resuelve invariablemente.
Protagonistas: Angela Lansbury, William Windom, Ron Masak, Louis Herthum, Tom Bosley, Will Nye, Michael Horton, Ken Swofford, Julie Adams, Herb Edelman, Keith Michell,Bradford Dillman, Richard Paul, Len Cariou, Gregg Henry, James Sloyan, Rosanna Huffman, Hallie Todd, Alexander Folk, Richard Beymer, George DiCenzo, Ken Howard, Joe Dorsey, Jerry Orbach, Gregory Sierra, Richardson Morse, Barbara Babcock, John Astin, Mark Lindsay Chapman, Steve Forrest, Alan Fudge, William Lucking, Stephen Macht, Martin Milner, Ernie Lively.
Lo mejor: que desde el principio se sabe quién cometió el asesinato.
Lo peor
: repetitiva hasta la saciedad.
Lo curioso: la serie era vista especialmente por gente de la tercer edad que, desde el punto de vista, de los patrocinadores no era interesante. Por eso se canceló cuando tenía una buena audiencia.
¿Cómo verlo?: Puede verse en Antena 3 en el enlace indicado y en Fox Crime

Puntuación: 6

PROMO

CABECERA

MUSICA

VER SERIE

WEB OFICIAL

Comprar DVD en Amazon

Lo mínimo que puede decirse sobre SE HA ESCRITO UN CRIMEN

Las andanzas de “Jessica Fletcher” figuran entre las series más vistas. Pero también es una serie que ha registrado, desde el principio, división de opiniones: sus devotos son legión, tanto como sus detractores. Resulta imposible realizar una crítica que sea del gusto de todos, pero, de lo que no cabe la menor duda, es que Se ha escrito un crimen, no deja indiferente. Existe un motivo: en 1984 cuando se estrenó, las series protagonizadas por el “héroe solitario” propio de los años 70, estaban de capa caída. Sobrevivían en series como Magnum, a costa de introducir elementos exóticos (y eróticos), pero era evidente que su gran momento había pasado. Las series de mayor éxito eran “corales”: la comisaría de Canción triste de Hill Street, era el paradigma que registraba un nuevo modelo evolutivo en las series policiales y/o detectivescas. Obviamente, no cuentan series de alta gama, como el Sherlock Holmes de Jeremy Brett o el Poirot de David Suchet que, por definición y por calidad, son productos eternos. El problema a mediados de los 80 era que había ya una generación que tenían edades medias cuando se generalizó el uso de la televisión y que estaban habituados a las series protagonizadas por el “héroe solitario” y no mostraban interés por los nuevos productos. Así pues, la CBS encargó a la división de televisión de la Universal, la realización de una serie que pudiera satisfacer a este segmento del público: de 50 años o más. Y lo que salió fue Se ha escrito un crimen.

La serie nos muestra a una protagonista madura (Angela Lansbury tenía 60 años cuando inició la filmación de la serie), escritora especializada en novelas de misterio, una especie de Agatha Christie capaz de resolver cualquier crimen no solo sobre el papel sino en el mundo real. Y esto era lo sorprendente, porque, aparte de la máquina de escribir que se veía en la cabecera de la serie, en ningún episodio “la Fletcher” aparece escribiendo o presentando algún libro. En realidad, el primer problema que se divisa en esta serie es que fue extremadamente rígida en su concepción: muy parecida a Colombo en este sentido, desde el principio se sabía quién había cometido el crimen y cómo lo había hecho, solamente había que esperar a que la protagonista lo fuera deduciendo y el asesino, finalmente, confesara. Tal era el esquema que se repitió sin variaciones en los 264 episodios que duró esta serie.

El segundo problema es el que ha dado lugar a más comentarios: la “señora Fletcher” parecía tener gafe. Allí donde iba, allí, inevitablemente, ocurría un crimen. Bastaba con que ella apareciera en un hotel, en una convención, fue a visitar a una amiga o a su viejo conocido, el sheriff, para que, siempre alguien matara a alguien… Era otra muestra del rígido esquema en el que siempre estuvo encorsetada la serie.

Para colmo, la protagonista, Angela Lansbury es uno de los personajes más controvertidos de Hollywood y sobre los que más se ha ironizado. Ha seguido en activo hasta 2011 cuando contaba 86 años y protagonizó Los pingüinos del Sr. Popper, con Jim Carrey. Se le atribuye el ser una de las lenguas más viperinas de Hollywood. Su historial fílmico es muy dilatado y arranca en 1944 cuanto participó com actriz de reparto en Fuego de Juventud, si bien su primer papel protagonista fue en El retrato de Dorian Gray (1945). La vimos también con Frank Sinatra en The Manchurian Candidate (1962) y haciendo un extraordinario papel de mujer alcohólica en Muerte en el Nilo (1978) de Guillermin. Se ha escrito un crimen constituyó su única participación en una serie televisiva como protagonista.

La serie tenía muy buenas audiencias y, sin embargo, se canceló cuando perdió patrocinadores. Éstos juzgaron que la serie era vista por una franja de edad próxima a la jubilación y que, por tanto, ofrecía limitadas expectativas de consumo, se anunciara lo que se anunciara. Es irónico aquello que había justificado el nacimiento de la serie, fuera también el motivo de su clausura. Pero, siempre hay jubilados que buscan fórmulas de otro tiempo y, por tanto, la serie es regularmente reemitida por distintos canales. Junto con El Equipo A es de las series que han permanecido de manera prácticamente constante en los últimos 30 años.