FICHA

Título original: Orzowei.
Título en España: Orzowei.
Temporadas: 1 (17 episodios).
Duración episodio: 30 minutos.
Año: 1977
Temática: Aventuras.
Subgénero: África.
Resumen: Un joven de raza blanca cuyo origen se ignora, ha sido educado por una tribu africana pero el hijo del jefe impide que pueda integrarse en la tribu por lo que debe de llevar una vida errante e integrarse en una tribu bosquimana, enemiga de quienes lo adopton
Protagonistas: Peter Marshall, Stanley Baker, Doris Kunstmann, Vincenzo Crocitti, Giorgio Dolfin, James Falkland, Oliver Litondo
Lo mejor: La canción que aba inicio a cada episodio
Lo peor
: El protagonista y su físico desentonaban con el continente y su historia personal
Lo curioso: La canción fue interpretada por el inefable dúo de la época “Enrique y Ana”.
¿Cómo verlo?: Se emitió por TVE1 y actualmente está a la venta en DVD (en alemán). En youTube pueden encontrarse algunos fragmentos. En eMule solamente hay episodios en alemán.

Puntuación: 6

PROMO (en inglés)

CABECERA

MUSICA (en castellano)

MIX DE LA SERIE

MENCIÓN EN TVE

WEB OFICIAL

Comprar DVD en Amazon (solo en versión alemana)

Lo mínimo que puede decirse sobre ORZOWEI

Si hubo alguna serie infumable en la segunda mitad de los 70 fue ésta que no pasaba de ser una mala copia de Tarzán. Los padres, que se habían educado leyendo las novelas de Edgar Rice Bourroughs y las películas protagonizadas por Tony Westmuller, animaban a sus hijos adolescentes e incluso jóvenes a que viéramos esta serie que ya entonces nos parecía, como mínimo, “rara”. El sol africano no se adapta a las pieles europeas, por eso era extraño el que se hubiera elegido como protagonista a un joven de piel marmórea, blanquecina y lechosa que hubiera necesitado permanentemente una crema solar “protección 900” para salir indemne del sol africano. Pero esto era lo de menos. El nivel de la serie era bastante pedestre y su éxito en España –que lo tuvo- se debió, especialmente a las técnicas de marketing y publicidad aplicadas masivamente a la promoción de Orzowei… especialmente entre las madres.

Se trató de una serie bastante breve cuyo estreno ni siquiera se había anunciado. Era 1978, tiempos de la transición y del debate constitucional. El estreno de Orzowei coincidió con el referéndum: simplemente, cuando los adolescentes esperaban una nueva entrega de Mazinger Z, apareció la canción de Orzowei  (cantada por “Enrique y Ana”). Dado que Mazinger Z era una serie, por su violencia, fantasía desbordante y enloquecida y tonterías como el “¡Pechos fuera!” se hacía insufrible para los padres, esta nueva serie sintonizó con sus recuerdos de infancia y juventud. Fueron ellos los que contaron con su devoción mucho más que los hijos para los que iba dirigida.

Resumimos el argumento: sin saber porqué, en 1830, aparece una cuna con un niño blanco en medio de la selva. Quizás la novela original de Alberto Manzi (publicada en 1955) mostrara algún interés por el origen del bebé, no desde luego la serie. El caso es que una tribu, los swanzi (que luego resulta que existen verdaderamente y de los que Wikipedia dice: “No confundirse con Suiza”) lo crían para que sea “un gran guerrero”. Lo primero que hacen es bautizarlo con el nombre de “Orzowei” que en su idioma equivale a “el encontrado”. El jefe de la tribu lo quiere paternalmente, pero, celoso, su hijo mayor y el brujo de la tribu se lo quieren quitar de encima y hacen que no se le admita a pesar de haber superado la “gran prueba” (pasar un mes solo en la selva provisto sólo de sus armas). Así que nuestro héroe, malamente cubierto con la piel de un leopardo, escudo y lanza el hombro, vaga por la selva hasta que, finalmente termina residiendo en una aldea boer con “Paul Von Hanks” (fue el último papel de Stanley Baker antes de morir). Aquello no era lo suyo así que una tribu de bosquimanos –los din, que no aparecen ni por Wikipedia– lo aceptan como uno de los suyos y debe guerrear contra los belicosos swanzi dirigidos ya por su antiguo enemigo.

La serie fue una coproducción italo-alemana y como protagonista eligieron a un joven de apenas 15 años, mirada lánguida, cuya expresión emanaba una irreprimible tristeza. Se llamaba Peter Marshall y era hijo de la Gran Bretaña. Su padre, por motivos de trabajo, residía en Kenya junto a su familia y, por algún motivo, la productora realizó el casting en un colegio de Mombasa que tenía como alumno a Peter. Era deportista y podía encajar con el papel a pesar de que carecía por completo de experiencia escénica. La serie se rodó entre los masai. Idi Amín se negó a autorizar el rodaje en Uganda al ser el protagonista de raza blanca.

La serie tuvo un gran éxito en Italia, similar al que registró en España. En Alemania fue donde arrasó. Se estrenó en toda Europa y dio lugar a varias reimpresiones de la novela de Manzi, una traslación al cómic e incluso una refundición de la serie en formato de largometraje. La revista Hola le dedicó una portada y el protagonista realizó una gira por España apareciendo en el show Aplauso cantando en play back la canción con su mejor atuendo de leopardo. Varios circos se lo disputaron para que utilizar su imagen y su nombre y, hacia 1979 todo remitió y se perdió su pista. No volvió a realizar ninguna otra película. Nos ha costado saber qué ocurrió con él. Se trasladó a California a principios de los 80 y se hizo aviador comercial, volvió a África como piloto para trasladar en avión a turistas, especialmente a parques naturales. En 1986, cuando apenas había pasado una década desde que se extinguieran los ecos de Orzowei, falleció en un accidente de tráfico en las inmediaciones de Johanesburgo. Descanse en paz.

La serie está a la venta en Amazon en lengua alemana y en youTube solamente existen fragmentos suficientes como para hacerse una idea de cómo era y suscitar recuerdos en quienes la vimos en su momento y que, francamente, nos dejó una buena impresiónentre tristona e insatisfaecha.