FICHA

Título original: Parker Lewis Cann’t Lose.
Título en España: Parker Lewis nunca pierde.
Temporadas: 3 (73 episodios).
Duración episodio: 30 minutos.
Año: 1990-1993
Temática: Sitcom.
Subgénero: Adolescentes.
Resumen: Parker Lewis, un alumno muy popular, y sus amigos son alumnos de una High School viven situaciones propias de la adolescencia que resuelven de maneras siempre cómicas
Protagonistas: Corin Nemec, Billy Jayne, Trow W. Slaten, Melanie Chartoff, Maia Brewton, Abraham Benrubi, Taj Johnson, Suzy Broad, Timothy Stack, Jennifer Guthrie, Paul Johansson, Gerrit Graham, Wesley Mann, Alla Korot, Sharlene Ruffino, Wendie Jo Sperber, David Faustino.
Lo mejor: Innovadora en relación a cualquier otra serie de Highs Schools.
Lo peor
: las cosas han cambiado mucho en aquellas escuelas.
Lo curioso: una casi infantil Milla Jovovich aparece en el piloto.
¿Cómo verlo?: Fue emitida tardíamente por Cuatro. En YouTube están la mayoría de episodios en VO. Las dos primeras temporadas pueden encontrarse en eMule.

Puntuación: 7

PROMO

CABECERA

MUSICA

VER SERIE (pirata – requiere inscripción previa)

Comprarlo en Amazon (en inglés)

Lo mínimo que puede decirse sobre PARKER LEWIS NUNCA PIERDE

¿Una serie de colegios norteamericanos? ¡No! Sin duda Parker Lewis nunca pierde es la mejor serie filmada jamás sobre alumnos de las Highs Schools norteamericanas. Hay mucha diferencia. La serie inició en 1990 lo que debería ser la gran época de la comedia americana de adolescentes y jóvenes. A Parker Lewis le sucedería Malcom (2000-2006). Para entrar luego en la atonía y caer en series de terror ambientadas en centros de estudios, de los que Buffy cazavampiros es la muestra primigenia.

¿De qué va la serie? De un tipo popular en una escuela norteamericana. ¿Edad? 16-18 años. ¿Estilo? Camisas floreadas, repeinado y con tupé, aspecto refinado. ¿Carácter? Líder de un pequeño grupo de amigos: un empollón freaky (“Jerry Steiner”) vestido siempre con una inmensa gabardina bajo la que guarda los más inverosímiles objetos que saca velozmente cuando le son requeridos; un rockero romántico y ligón, “Mike Randall” y, en segundo plano, una mala bestia de estatura y dimensiones descomunales, “Larry Kubiac”. Frente a ellos está la directora del instituto, la “señorita Musso”, estirada, solterona, cuarentona, que cuenta con un esbirro entre el alumnado, “Frank Lemmer”, siniestro y chivatillo. Un último personaje genera problemas constantemente a “Parker Lewis”, su hermana pequeña “Shelly” que rivaliza con él tanto en casa como en la escuela. De la interacción de todos estos personajes y de las situaciones habituales en institutos de enseñanza media, fluye esta serie de alto nivel de comicidad, perfectamente interpretada.

De todas formas, lo innovador en esta serie no es la situación ni los personajes, sino el tratamiento visual de los temas. Está producida en “modo cartoon” (es decir, con un original planteamiento de cómic mucho más que de serie televisiva), la fantasía puesta en la resolución de las situaciones más surrealistas (con la escena siempre repetida de los relojes sincronizados al iniciarse la “operación” o las “notas mentales” que apunta Parker Lewis como si se tratara de pos-its o los portazos habituales dados por la “señorita Musso” que, inevitablemente, rompen los cristales).

La serie funcionaba extraordinariamente. En España se emitió por canales autonómicos y muy posterormente a su estreno, por la Cuatro. Las dos primeras temporadas son de una calidad y una originalidad extraordinaria. Sin embargo, en la tercera temporada la FOX impuso a los productores quisieron variar algunos de los personajes que rodeaban al protagonista y eliminó su envoltura imaginativa y pasó a ser una serie juvenil que adolecía de evidentes síntomas de desorientación. Como era de esperar, la audiencia cayó en picado y la serie de clausuró.

El protagonista, Corin Nemec, es casi irreconocible cuando ya va casi por los cincuenta años. Ha seguido apareciendo en filmes (la última Jurassic Attack, 2013) y en series televisivas (de manera esporádica [NCIS: Los Ángeles, 2013] o bien en plantilla [Stargate SG-1, 2002-2003]). Bill Jayne, el amigo rockero, sigue siendo músico, director y productor especializado en publicidad. El amigo “cerebrio”, lo era en realidad y, alejado de las cámaras, ejerce como abogado especializado en derecho de comunicación y analista legal para las grandes cadenas norteamericanas. “Kubiac”, el gigantón, sigue ejerciendo como tal, ha seguido apareciendo en series televisivas (entre ellas The Bridge) y en largometrajes. Finalmente, la “señorita musso”, Melanie Chartoff siguió apareciendo en películas y series hasta 1996, para ser, a partir de entonces, una voz de doblaje y para dibujo animados. En la actualidad cuenta 67 años. En cuanto a la hermana de “Parker Lewis” está actualmente retirada de la escena tras participar en diversas series de finales de los 80 (Autopista hasta el cielo, 1984-1988) y de los 90 (Aquellos felices años, 1988-1993).

La serie, en sus dos primeras temporadas (que pueden obtenerse a través de eMule) conserva todavía su frescura y comicidad. Vale la pena ver el estilo inimitable en el que está filmada. Gustará a los que amen productos televisivos de imaginación desbordante, sobresaturada de originalidad.