FICHA

Título original: El corazón del océano.
Título en España: El corazón del océano.
Temporadas: miniserie (6 episodios).
Duración episodio: 70 minutos.
Año: 2014
Temática: Acción.
Subgénero: Drama.
Resumen: Un grupo de mujeres son enviadas en barco a América en el siglo XVI para casarse con los conquistadores allí destacados e impedir el mestizaje.
Actores principales: Hugo Silva, Ingrid Rubio, Álvaro Cervantes, Clara Lago, Ferrán Vilajosana, Víctor Clavijo, María Cantuel, Hiba Abouk, Daniel Holguín, Ane Gabarain.
Lo mejor: intento de entender la conquista de América.
Lo peor
: mala ambientación general.
¿Cómo verlo?: Emitida por Antena 3, puede verse en el enlace indicado.

Puntuación: 5

PROMO

CABECERA

VER SERIE

WEB OFICIAL

Lo mínimo que puede decirse sobre EL CORAZÓN DEL OCÉANO

Partamos de la base de que toda serie que pretende enseñar algo de nuestra historia debería ser considerada como positiva y no tendríamos ningún empacho en recomendarla e incluso en difundirla. De ahí que cuando Antena 3 anunció una serie basada en un episodio novelado de la colonización de América en el siglo XVI, estuviéramos predispuestos para verla. El tráiler animaba al recuperar la vieja y trepidante música de Vangelis compuesta para 1492 (1992) de Ridley Scott. Todo se torció desde las primeras escenas.

Lo que parecía que iba a ser una recreación de nuestra historia se convirtió en una serie pastosa, mal contada, realizada con medios limitados (lo que constituye un hándicap pero no un obstáculo insalvable para obtener buenos resultados), pobremente interpretada y que, para colmo, no pasaba de ser una escaparate de actores jóvenes que –de no mejorar su expresividad y dicción- durarán en el mundo del espectáculo lo que duce su juventud.

Un joven (“Juan de Salazar” – Hugo Silva) que se ha visto a huir de manera imprevista de su Galicia natal, se embarca en Sevilla para las Américas descubiertas hace sólo unas décadas. Se pone a las órdenes de un gobernador que intenta realizar una expedición en el actual Paraguay. La esposa de este gobernador (“Mencía Calderón” – Ingrid Rubio) está organizando una expedición de 80 mujeres, hijas de hidalgos sin posibles para que lleguen a Asunción con la intención de que contraigan matrimonio con los españoles que se encuentran allí, en un intento de frenar el mestizaje. Una de ellas, más dotada y formada que las demás, actúa como secretaria y ayudante de la esposa del gobernador (“Ana de Rojas” – Clara Lago). Antes de embarcar, cuando “Juan de Salazar” conoce a “Ana de Rojas”, se produce el flechazo que convierte a la serie en una previsible historia de amor con naufragio incluido.

Este punto de partida es tan bueno como cualquier otro. El relato se basa en una novela de Elvira Méndez. Primer problema: la miniserie y la novela se parecen como un huevo a una castaña. Personajes que no aparecen en la novela están presentes como protagonistas de la serie (“Pelayo” – Ferrán Vilajosana), chicas de moral relajada, propensas al edredoning en la miniserie y de moral austera y recatada en la novela, y así sucesivamente. Cuando se dice en la publicidad de la miniserie que la historia es “autentica” y que los hechos fueron reales, se olvida decir que la novela está más próxima a esos acontecimientos y que la miniserie es una adaptación tan libre de la novela que, prácticamente, es otro producto… lo cual podría, incluso, admitirse, sino fuera porque es un producto con deficiencias narrativas, interpretativas, de ambientación e incluso de efectos especiales en 3D.

La serie tuvo una buena acogida inicial, anunciada para sustituir a Tiempo entre costuras, lo que dejaba entender que iba a ser de la misma o parecida calidad. A los pocos minutos de iniciarse la emisión ya se podía percibir la distancia que reparaba a ambas series. Si la primera alcanzó un 25% de audiencia, El corazón del Océano se quedó en un 13% de promedio y la mitad exacta de televidentes fijados a la pantalla (2.500.000). No pudo ser considerada, por tanto, ni como éxito, ni siquiera como discreta. Estuvo más próxima al fracaso. Desde el punto de vista de contenido y narración, resultó una verdadera catástrofe.