FICHA

Título original: Clara Campoamor. La mujer olvidada.
Título en España: Clara Campoamor. La mujer olvidada.
Temporadas: tv movie.
Duración episodio: 90 minutos.
Año: 2011
Temática: Biográfica.
Subgénero: Feminismo.
Resumen: Biografía de Clara Campoamor, primera mujer diputada en España y una de las promotoras del voto femenino, durante la primera época de la República.
Actores principales: Elvira Mínguez, Antonio de la Torre, Mónica López, Joan Carreras, Pep Cruz, Toni Sevilla, Joan Massotkleiner, Manel Barceló, Fermí Reixach, Mingo Ràfols, Mar Ulldemolin, Roger Casamajor, Sara Espígul, Montserrat Carulla, Jordi Sánchez, Xavier Amatller, Joaquín Gómez, Pep Sais.
Lo mejor: una visión correcta de la pionera del voto femenino.
Lo peor
: algunos detalles de la reconstrucción histórica son verdaderas pifias
¿Cómo verlo?: Emitida por TVE, puede verse en el enlace indicado.

Puntuación: 6,5

PROMO (1)

PROMO (2)

VER SERIE

WEB OFICIAL

Lo mínimo que puede decirse sobre CLARA CAMPOAMOR, LA MUJER OLVIDADA

Hay algo en la vida de Clara Campoamor que resulta dramático. En primer lugar porque en el momento en que le tocó nacer, la mujer, políticamente, no existía. No es que España fuera un pozo negro de exclusiones sociales: en esto éramos, más o menos, similares al resto de los países europeos. Fue en la década de los 20 y 30 cuando se fueron levantando las barreras que impedían a la mujer el tener derecho al voto y el sentarse como diputadas en los foros democráticos. En España hubo dos promotoras del voto femenino: Victoria Kent y Clara Campoamor. Esta tv-movie está dedicada a biografiar a la segunda. Clara Campoamor, la mujer olvidada, que inicialmente fue concebida como miniserie, pero que, finalmente, se optó por refundir en una sola entrega de 90 minutos, estuvo a la altura del tributo obligado a la pionera del feminismo.

Cuando cayó la monarquía, Clara Campoamor hacía poco que había acabado sus estudios de derecho. Todavía eran poquísimas las mujeres que iniciaban estudios superiores. E 1925 había sido la segunda mujer en incorporarse al Colegio de Abogados de Madrid, precedida por Victoria Kent. En aquella época estaba próxima al PSOE, aunque jamás llegó a afiliarse al no aceptar la colaboración con la Dictadura que planteó este partido en los primeros años de gobierno de Primo de Rivera. Participó como abogada defensora en el proceso contra los implicados en la sublevación de Jaca (entre los que se encontraba su hermano). En 1931 fue elegida diputada por el Partido Radical (las mujeres entonces podían ser diputadas pero no votar). Participó en la ponencia que redactó la Constitución y a ella se deben los artículos sobre el reconocimiento de la no discriminación por razones de sexo, la igualdad jurídica de hijos e hijas dentro y fuera del matrimonio, el derecho al divorcio y el sufragio universal… pero no pudo hacer que se reconociera el derecho a voto de la mujer. Hay que decir que la otra diputada, Victoria Kent, era contraria al voto femenino. Vale la pena no olvidar que la derecha se pronunció a favor del voto femenino y que una parte de los socialistas y la mayoría de republicanos, voto en contra. ¿Motivo? Que en todas las elecciones que se habían realizado en Europa, la mujer había demostrado ser más conservadora que el varón. En España ocurrió exactamente lo mismo y en 1933, tanto Victoria Kent como Clara Campoamor perdieron sus escaños, mientras que las derechas obtuvieron la mayoría. A partir de 1934, la Campoamor abandona el Partido Radical y no es admitida en Izquierda Republicana. Al iniciarse la guerra civil se autoexilió. No volvió a España por haber pertenecido a una logia masónica y murió en 1972 en Lausana.

La tv-movie abarca el período de mayor protagonismo de Clara Campoamor: el que va desde su nombramiento como diputada hasta la obtención del derecho al voto para la mujer, el 1 de diciembre de 1931. La serie, hay que recordarlo, fue producida por TVE y, por tanto, huía de las polémicas y se refugiaba en la corrección política más absoluta. Ahora bien, se pueden formular una serie de críticas a su contenido: la primera de todas es que, da la sensación de que la Campoamor, con su esfuerzo, consiguió el voto para la mujer, cuando en realidad, éste vino gracias al esfuerzo de muchas otras mujeres a las que ni siquiera se cita colateralmente en la tv-movie (la Condesa de Pardo Bazán, Margarita Nelken, Concepción Arenal…). Por otra parte, si de lo que se trataba era de realizar un biopic sobre la Campoamor hubiera sido necesario más detenimiento, tanto en lo que hizo antes de emprender la batalla en la ponencia constitucional como después de perder el acta de diputado. Eso hubiera sido lo que nos habría permitido contextualizar el discurso feminista y la importancia del movimiento sufraguista en España. El problema con esta tv-movie es que si se trataba de hacer un biopic es muy limitado, si lo que se quería era mostrar como el voto femenino irrumpió en España, era necesario contextualizarlo y, sobre todo, no someterse a la “corrección política” de hoy, sino a la realidad del panorama político de la Segunda República.

Lo sorprendente de esta tv-movie es que la época está perfectamente caracterizada, pero el casting no reproduce ni siquiera remotamente los rasgos físicos de ninguno. El vestuario y la ambientación son correctísimos, la fotografía excelente, pero los repartos de barbas y el físico de los actores no se corresponde en nada a los personajes realmente existentes. A pesar de que la actuación de Elvira Minguez en el papel protagonista es excelente, la tv-movie en algunos momentos resulta demasiado lenta (por haberse circunscrito al período de irrupción y primeros meses de la república y no logra su objetivo de ser testimonio histórico.