FICHA

Título original: Anillos de oro.
Título en España: Anillos de oro.
Temporadas: 1 (13 episodios).
Duración episodio: 80 minutos.
Año: 1983
Temática: Abogados.
Subgénero: Drama.
Resumen: Una abogada y un amigo de su marido deciden abrir un bufete especializado en divorcios. En cada episodio van apareciendo casos de clientes del bufete.
Actores principales: Ana Diosdado, Imanol Arias, Xabier Elorriaga, Aurora Redondo, Julián Navarro, Nina Ferrer, Antonio Vico, Helena Carbajosa, Pep Munné, Mónica Randall, Juan Luis Galiardo, María Kosty, Ana Torrent, Amelia de la Torre, Héctor Alterio, José María Pou, Ana Obregón, José Bódalo, Carla Duval, María Luisa Ponte, José María Caffarel, Alejandra Grepi, Lola Lemos, Isabel Luque, Paco Valladares, Agustín González, Amparo Larrañaga.
Lo mejor: fue la primera serie televisiva que abordó la cuestión del divorcio.
Lo peor
: serie gris con pocos matices
¿Cómo verlo?: Emitida por TVE, puede verse en el enlace indicado.

Puntuación: 6,5

PROMO

CABECERA

VER SERIE

WEB OFICIAL

Lo mínimo que puede decirse sobre ANILLOS DE ORO

Los anillos a los que se refiere la serie son los de compromiso matrimonial y el título viene a cuento de dos abogados que deciden abrir un gabinete profesional especializado en divorcios por el que cada semana, a lo largo de trece episodios van desfilando casos de parejas incompatibles que precisan romper el vínculo que les une. Tal es el tema central de la serie Anillos de Oro, una de las nuevas series llegadas al concluir la transición. La serie era altamente tributaria de la nueva regulación legislativa sobre el divorcio en España que se estableció en 1981 y que fue reformada en las primeras semanas del felipismo para agilizar los trámites.

La Ley del divorcio de 1932, establecida en plena euforia anticlerical republicana fue abolida completamente durante el franquismo. Dejó de existir la posibilidad de anular el matrimonio civil y para hacerlo con el religioso era necesario recurrir al Tribunal de la Rota en Roma, con lo que ello implicaba en gastos. Existía, sin embargo, el “ahí te quedas”, como bromeaba algún humorista. Fue en 1981 cuando Fernández Ordóñez auspició una nueva ley del divorcio que supuso una división más en el interior de UCD. En 1983, poco después de la emisión de esta serie, se volvió a modificar. En aquel clima en el que la derecha, con una Iglesia, comparativamente mucho más potente que en la actualidad, rechazaba el divorcio, Anillos de Oro contribuyó a hacerlo más digerible.

La serie nos mostraba a dos abogados: una madura de buen ver (Ana Diosdado) que había abandonado la profesión al casarse y un joven amigo de su marido (Imanol Uribe), que constituían un bufete de abogados para tratar exclusivamente temas matrimoniales. Un tema así, en la actualidad, no supondría ninguna innovación, pero en 1983 era algo inédito en televisión, especialmente porque algunos de los casos que llevaba el bufete tenían que ver con peticiones de divorcio a causa de haber practicado el aborto, haber mantenido relaciones homosexuales o, simplemente, por los habituales casos de infidelidad. Cada una de las entregas seguía un caso concreto a través del cual se nos mostrará a parejas en litigio, situaciones sorprendentes y absurdas y, tristemente, vidas destrozadas.

Además de los casos que llaman a la puerta del bufete, la serie, como no podía ser de otra manera, hace una incursión en la vida de los personajes y en sus entornos familiares. El marido de la abogada (Xabier Elorriaga) fallece y resulta inevitable que el abogado termine escribiendo a su socia declarándole su amor.

La serie alcanzó un gran éxito mientras estuvo en antena y sus dos protagonistas recibieron el TP de Oro y el Fotogramas de Plata de la edición de 1983. El problema de esta serie es que estaba muy ligada a su tiempo (el final de la transición y el principio de la etapa democrática), por tanto, todo lo que hoy parece normal –y que es, en el fondo, de la que trata la serie- era nuevo e inusual a principios de los 80.