FICHA

Título original: Fenómenos.
Título en España: Fenómenos.
Temporadas: 1 (12 episodios).
Duración episodio: 00 minutos.
Año: 2012
Temática: Comedia.
Subgénero: Paranormal.
Resumen: Un programa sobre casos paranormales de una pequeña emisora, sufre una revolución cuando llega a la emisora una mujer espectacular.
Actores principales: Javier Mora, Julián Villagrán, Luis Fernández “Perla”, Alejo Sauras, Kira Miró, Ana Polvorosa, Julián López, Miguel Rellán, Mariam Hernández, Pepa Charro, Chus Lampreave.
Lo mejor: tema original con buenas ideas.
Lo peor
: mal desarrollo desde el arranque.
¿Cómo verlo?: Emitida por Antena 3, puede verse en el enlace indicado.

Puntuación: 5

CABECERA DE LA SERIE (1)

CABECERA DE LA SERIE (2)

VER SERIE ON LINE

WEB

Lo mínimo que puede decirse sobre FENÓMENOS

No basta una buena idea, ni siquiera la presencia de buenos actores, para hacer que una serie de humor funcione. Lo demuestra esta serie que partió de un marco inédito (un programa de radio sobre fenómenos paranormales), unido a una situación crítica (una mujer objeto que quiere reivindicarse como buena profesional), con la presencia de Javier Mora (que ha intervenido en numerosas y populares series en los últimos años), Julian Villagrán (que además de televisión ha multiplicado sus intervenciones en el cine y en el teatro), Luis Fernández (otro habitual de las teleseries españolas desde su irrupción en ¿Física o Química?), lo mismo que puede decirse de Alejo Sauras (Los Serrano, Al salir de clase, etc.), Ana Polvorosa (Ana y los siete, Aida, Amar es para siempre), sin olvidar a Kira Miro, Miguel Rellán o Chus Lampreave… y, para colmo apoyada en cameos de famosos y participación de actores invitados: desde Fonsi Nieto hasta Raúl Cims, desde Santiago Segura a Carlos Sobera, desde Anna Simón a Susana Griso… Bueno, pues, ni con todo esto, la serie funcionó. Faltaba algo.

Los fenómenos paranormales tienen siempre algo de imprevisto y lo imprevisto puede ser risible. Dejando aparte que no siempre los fenómenos paranormales lo son, ni los extraterrestres vienen de planetas remotos. Así pues, la idea de base, era aceptable. Además se completaba con algo habitual: mujer objeto que empieza a ser consciente de que no lo será eternamente y millonario que cambia a una mujer objeto por otra más joven, licenciando a la veterana con un trabajo de dudoso porvenir.

La excesiva duración de cada capítulo hace que la comicidad se vaya diluyendo. Aún así, hay que reconocer a los guionistas un esfuerzo en salpicar cada episodio de chistes y más chistes (habitualmente sobre actualidad política), equívocos (buena parte de la serie está basada en esta argucia) y gags cómicos… Pero, con todo, la serie no funcionó. ¿Qué es, pues, en definitiva, lo que falla? Que da la sensación de que todos los personajes que participan en la serie son completamente idiotas. La comicidad se basa en eso. Ni siquiera los niveles de estupidez están matizados: son simplemente tontos de baba, nada más. Esto lleva a los actores a sobreactuar para dar la medida de lo que los guionistas esperan de ellos. Y el conjunto de situaciones absurdas protagonizadas por personajes de contornos poco o nada creíbles, hace que la serie canse desde los primeros momentos: nadie puede ser así, tan estúpido, tan completamente freaky, vivir situaciones tan absolutamente ridículas y lanzar chistes que requieren cierta comprensión de la actualidad.

El resultado fue malo y las críticas peores. La serie apenas se sostuvo nueve entregas. Cuatro episodios más no se llegaron siquiera a filmar debido  las bajas audiencias. La serie partió con un buen seguimiento (un 20’7% de audiencia y 4.056.000 espectadores) que, a partir de ahí fueron disminuyendo regularmente hasta quedarse en un 7’8% con 1.328.000 espectadores en la última entrega. Nacho García Velilla se estampó otra vez en Antena 3. El año anterior le había ocurrido lo mismo con Los Quien. La serie, para colmo, ha resistido mal el paso del tiempo. Los chistes políticos, pierden pronto su sentido.