FICHA

Título original: Carlos, Rey Emperador.
Título en España: Carlos, Rey Emperador.
Temporadas: 1 (17 episodios).
Duración episodio: 75 minutos.
Año: 2015-2016
Temática: Histórica.
Subgénero: Drama.
Resumen: biografía de Carlos de Gante, desde el momento en el que llegó a España como Carlos I frente a la oposición de buena parte de la nobleza originaria y sin conocer absolutamente nada de España, foco central de la política internacional de la primera mitad del siglo XVI.
Actores principales: Álvaro Cervantes, Alfonso Bassave, José Luis García Pérez, Susi Sánchez, Marina Salas, Ramón Barea, Félix Gómez, Eric Balbàs, Enrique Berrendero, Daniel Pérez Prada, Juanjo Puigcorbé, Blanca Suárez, Mónica López, Meritxell Calvo, Laia Costa, Francesc Orella, Àlex Brendemühl, Alberto San Juan, Irene Ruiz, Blai Llopis, Ángel de Andrés López, Helio Pedregal, Nathalie Poza, Víctor Clavijo, Israel Elejalde, Mélida Molina, Juanma Lara, Lucía Barrado, Eva Rufo, Guiomar Puerta, Javier Villalba, Laia Marull, Iazua Larios, Elisabeth Larena, Roberto Álvarez, Andrés Lima, Nelson Dante, Mingo Ràfols, Tamar Novas, Carlos Kaniowsky.
Lo mejor:
calidad en la presentación y oportunidad en la temática.
Lo peor
: falta de pulso narrativo, plana en algunos momentos.
¿Cómo verlo?: Emitida por TVE, puede verse en el enlace que indicamos.

Puntuación: 7

MÚSICA DE LA SERIE

CABECERA DE LA SERIE

VER SERIE ON LINE

WEB OFICIAL

Lo mínimo que puede decirse sobre CARLOS, REY EMPERADOR

Se suele reconocer que “la plenitud histórica de España” es el Imperio. Es discutible e, incluso, probable que la tragedia española tenga su origen precisamente en aquel Imperio del que orgullosamente se decía que “en sus dominios no se ponía el sol”. Aquellos siglos dorados desgastaron al país, la política de los Austrias en Europa y la colonización de América extendieron extraordinariamente las líneas y constituyeron un esfuerzo muy superior al que el país podía afrontar después de una Reconquista que se había prolongado durante siglos. Y el artífice del Imperio es precisamente Carlos, Rey Emperador, el personaje biografiado de la serie.

Realizada con un lujo especial y sobredosis de buen gusto sin llegar al rococó, es de factura similar a Isabel (2012-2014) de la que, en cierta medida, podría considerarse una continuación. Las interpretaciones son bastante buenas, e incluso, en lo que se refiere a algunos actores, incluso excelentes: Eusebio Poncela da el perfil de Cardenal Cisneros y José Luis García Pérez es un Hernán Cortés creíble, incluso Álvaro Cervantes, que ocupa el papel protagonista, está a la altura. En su conjunto, la producción es más que aceptable y puede dársele una nota de notable. Y en cuanto al rigor histórico es alto para una producción dramática.

A diferencia de otras series de trasfondo histórico, en esta la abundancia de datos que el espectador debe retener es extraordinaria. Hay que tener presente que Carlos I de España era también V de Alemania y que en su vida se cruzan turcos, franceses, protestantes y distintas necesidades en Europa y en América. Carlos es, pues, un personaje universal y para entender su historia hay que conocer también la historia global del siglo XVI. Es un esfuerzo que los guionistas piden al espectador y que no sería tan necesario si en este país, la enseñanza de la historia (y la enseñanza en general gozara de buena salud). Los distintos escenarios, ubicados en Francia, Inglaterra, Portugal, América… lo que exigió un reparto amplísimo y unos recursos económicos.

El resultado final es muy bueno para los amantes de la historia, menos bueno para los que gustan de visionar thrillers seudo-históricos, pesado para quienes lo ignoran todo sobre la historia e inaceptable para niveles culturales que niegan la importante de la historia o solamente tienen interés por el de su propio terruño. Pero si lo que desea es penetrar en lo que fue la España del siglo XVI, en su primera mitad, si se desea conocer cómo aquel Rey llegado de lejos y que, a diferencia de los Reyes Católicos lo tenía casi todo al asumir la Corona de España, puedo ser el centro de las intrigas que se daban en todo Occidente, esta es una serie que le introducirá en aquellos siglos en los que se exigió a nuestro pueblo participar en algo para lo que quizás no estaba dispuesta o era un esfuerzo muy superior a lo que podía dar: el Imperio.