FICHA

Título original: Acacias 38.
Título en España: Acacias 38.
Temporadas: 2 (480 episodios).
Duración episodio: 50 minutos.
Año: 2015-hoy
Temática: Telenovela.
Subgénero: Drama.
Resumen: En el edificio de Acacias 38, distintos personajes y familias conviven en el último año del siglo XIX con sus problemas, sus alegrías y sus secretos.
Actores principales: Sheyla Fariña, Roger Berruezo, David Muro, Iago García, Arantxa Aranguren, Carlos Serrano-Clark, Sara Miquel, Inés Aldea, Marc Parejo, Sara Herranz, Sandra Marchena, Mariano Llorente, Alba Brunet, Marita Zafra, Anita del Rey, Juanma Navas, Cristina Abad, Inma Pérez-Quirós, Amparo Fernández, Raúl Cano, María Tasende, Miguel Diosdado, Aurora Sánchez, Andrea López.
Lo mejor:
contiene todos los elementos del culebrón clásico.
Lo peor
: muy lenta en su desarrollo
¿Cómo verlo?: Emitida por TVE, puede verse en el enlace que indicamos.

Puntuación: 6

CABECERA DE LA SERIE

TRAILER DE LA SERIE

VER SERIE ON LINE

WEB OFICIAL

Lo mínimo que puede decirse sobre ACACIAS 38

El 15 de abril de 2015, TVE estrenó una telenovela en la que TVE depositó grandes esperanzas de recuperar audiencia en la franja horaria de la sobremesa. Se trataba de una serie ambientada a finales del siglo XIX en un edificio madrileño que albergaba a familias de la alta burguesía y a sus sirvientes. Acacias 38, a partir de esto armaba una telenovela que contiene todos los elementos del culebrón clásico: muchacha de origen humilde entra al servicio de unos patronos adinerados. Su vida se cruza con la de algún miembro de familia pudiente que, en bloque, se opone a las relaciones. Todos los personajes mantienen algún secreto. La trama central es arropada por otra secundarias, más o menos similares y que engloban a cualquier elemento narrativo que permita explotar sentimientos extremos, amores arrebatados, odios seculares, con personajes completamente maniqueos, sin más: Acacias 38 contiene todos estos elementos de manera apreciable.

El inicio de Acacias 38 no podía ser más arquetípico: una mujer casada con un tipo violento, casi mata a su marido al defenderse de una agresión y da a luz en el bosque. Abandona a la hija en un convento y ella inicia una nueva vida. La hija irá a servir a una poderosa familia que vive en el edificio de Acacias 38. Como puede verse, los elementos constitutivos del culebrón están presentes desde el arranque mismo de la serie. Y, con el paso del tiempo, incluso, se irán acentuando.

El culebrón tiene su público y es un género que está perfectamente asentado y puede llegar a audiencias del 25%. El que no guste a todos, no quiere decir que no sea un producto perfectamente diseñado para la sobremesa al que solamente pueden acceder personas que, o bien están jubiladas, a bien trabajan en casa. Las competiciones entre culebrones emitidos por distintas cadenas que se producen en cada país y España, obviamente, no es una excepción. En estos casos, las audiencias de los culebrones son como vasos comunicantes: baja uno, sube el otro, pero la audiencia global de este producto siempre permanece constante.

Cuando se estrenó Acacias 38, la intención de TVE era competir en el terreno de los culebrones al que había renunciado momentáneamente cuando Amar en tiempos revueltos (2005-2012) pasó a Antena 3. TVE había renunciado también a emitir culebrones filmados en Iberoamérica, pero no pudo imponer programas que trataban sobre la actualidad. Así transcurrió el período 2013-2015 hasta que, con Acacias 38, TVE se dispuso a afrontar la competencia de Telecinco (con el inefable Sálvame) y de Antena 3 (que programaba a esa misma hora nuevos episodios de Amar en tiempos revueltos, seguidos de El secreto de Puente Viejo), cadenas bien asentadas en los horarios de tarde.

Si obviamos la lentitud excesiva que acompaña al desarrollo de las tramas argumentales de Acacias 38, podemos decir que la serie es aceptable y responde a lo que pide el público al que va dirigida. Pero la audiencia no acompañó. En su estreno la serie se quedó con un 8% de share, 1.586.000 espectadores, que descendieron a la mitad en la quinta entrega para remonta luego levemente y terminar la temporada con 1.138.000 espectadores y un 9’3% de cuota. En la segunda temporada y en el momento de escribir estas líneas está en torno a 1.200.000-1.100.000 espectadores diarios. Así pues, aunque el objetivo de TVE de hacerse con el control de las tardes dista mucho haberse logrado, la serie, en el momento de escribir estas líneas, goza de buena salud e incluso se emite en el Canale 5 de la televisión italiana.