FICHA

Título original: El grupo.
Título en España: El grupo.
Temporadas: 1 (11 episodios).
Duración episodio: 70 minutos.
Año: 2000
Temática: Drama.
Subgénero: Psicológico.
Resumen: La vida de un grupo de apoyo formado por ocho personas y un terapeuta.
Actores principales: Héctor Alterio, Antonio Molero, Bárbara Goenaga, Unax Ugalde, Mariola Fuentes, Cristina Marcos, Juli Fábregas, Secun de la Rosa.
Lo mejor:
globalmente una de las mejores series españolas del milenio.
Lo peor
: maltratada por la prograación
¿Cómo verlo?: Emitida por Telecinco, puede verse en el enlace que indicamos.

Puntuación: 8

CABECERA DE LA SERIE

VER SERIE ON LINE

Lo mínimo que puede decirse sobre EL GRUPO

A veces lo que falla no es la serie, sino la audiencia. O el canal en el que se emite. Es lo que le ocurrió a esta serie, El grupo, estrenada el septiembre de 2001 y que sufrió cambios de horario e interrupciones. Es posible que emitida por TV2 o por cualquier otra cadena, El grupo hubiera tenido más audiencia, pero en Telecinco no encontró el tipo de público que hubiera podido asumirla y apreciarla. Es el tributo a la telebasura: que, luego, cuando se intenta hacer un producto respetable y de calidad, es completamente incomprendido por la audiencia de que se dispone.

Imaginemos a Héctor Alterio (“Jorge Allende”), en uno de sus mejores momentos de madurez, ser el psicoterapeuta de un grupo de apoyo formado por “Carlos” (Juli Fábregas) un abogado que no tiene muy claro hacia dónde orientar su vida pero con la seguridad de que lo está haciendo hacia el camino incorrecto, “Arantxa” (Bárbabara Goenaga), una chica joven e inexperta, tímida y sin iniciativa, un taxista, “Rafael” (Antonio Molero), que duda incluso de la ubicación de las calles a las que dirige a sus pasajeros accidentales, “Fidel” (Unax Ugalde), joven cuya única compañía son los problemas de identidad y “Marga” (Mariola Fuentes), mujer madura, recién divorciada, cuyo marido se la ha pegado con su mejor amiga. No puede decirse que se trate de un grupo de triunfadores: son, en cambio, los miembros del grupo que en cada entrega nos cuentan sus problemas y lo que cada uno opina del resto.

Lo personajes eran entrañables y se hicieron pronto con el público que soportó una serie en la que no había excesiva acción, pero sí diálogos y situaciones muy trabajadas sobre la mesa de guionización. En buena medida, la serie era un espejo de la realidad y un repertorio de personalidades frágiles, incapaces de superar por sí mismas sus problemas y con necesidad de utilizar las muletas que suponen todo grupo de apoyo, para caminar por la vida.

La serie gustó a la crítica y la crítica le premió con distintos galardones. Buscando por Internet se leen opiniones frecuentes que la califican como “una de las mejores series producidas en España” y elogios por el estilo. Pero el público no la siguió. No solamente no se editó un DVD, sino que la serie terminó a prisa y corriendo y ni siquiera se la puede encontrar en el streaming de la cadena que la emitió. Es, como si la cadena se avergonzara de un producto que lo tenía todo (buenos actores, buen guión, excelente concepto, realización hábil) y prefiriera seguir manteniendo el perfil populachero, zafio y desalentador para el buen gusto que tuvo desde las inefables mamachicho.