FICHA

Titulo original: Vive cantando.
Título en España: Vive cantando.
Temporadas: 2 (25 episodios).
Duración episodio: 60 minutos.
Año: 2013-2014
Temática: Comedia.
Subgénero: Romántica.
Resumen: una cantante de una orquesta debe volver a su barrio porque su hermana sufre una grave enfermedad. Una vez situada animará a todo el barrio desde el karaoke de su ex.
Actores principales: María Castro, José Luis García Pérez, Gorka Otxoa, Mariola Fuentes, Javier Cifrián, Esperanza Elipe, Alberto Jiménez, Daniel Avilés, Ana Mena, Sandra Blázquez, Ignacio Montes, Víctor Sevilla, Manuel Galiana, Andrés Arenas, Geli Albaladejo, Leandro Rivera.
Lo mejor: 
catálogo musical.
Lo peor
: demasiado simple en su concepción, serie de consumo.
¿Cómo verlo?: Emitida por Antena 3, puede verse en el enlace que ofrecemos.

Puntuación: 6

PROMO 1ª TEMPORADA

PROMO 2ª TEMPORADA

MUSICA DE LA SERIE

VER LA SERIE ON LINE

WEB OFICIAL

Lo mínimo que puede decirse sobre VIVE CANTANDO

Los creadores de la serie quisieron situarla en un barrio popular, repleto de personajes entrañables y tiernos. Una mezcla entre La Casa de la Pradera (1974-1983) y cualquier vivienda de Navalcarnero o de Hospitalet del Llobregat. Nos explicamos: la serie tiene su primer principio en la necesidad de reaccionar positivamente ante cualquier adversidad (las virtudes del “pensamiento positivo”). La segunda, que las buenas gentes que pueblan las praderas ayer y los arrabales hoy, tienen la felicidad al alcance de la mano. Les basta con dar gracias al cielo por estar vivas y… cantar. El esquema, como se ve, no podía ser más simple.

La idea era que todos más o menos tenemos objetivos e ideales sencillos y buscamos la felicidad. Si nos fijamos objetivos al alcance de la mano, la obtendremos. Si queremos tomar el cielo por asalto, lo más probable es que perdamos la dentadura en el intento. El problema es que la fórmula para transferir esa idea se había mostrado demasiadas veces en los mismos canales. Cuando se estrenó la serie, estaba agotado. Lo habíamos visto en Médico de Familia, en La Casa de los Líos, en Los Quien, en Farmacia de guardia… y, probablemente, en docena y media más de series.

El escenario preferencial de la serie era un karaoke en crisis, propiedad de su ex, que la protagonista logra levantar. Por allí pasan, asesinando a los grandes de la cancón pop, todos los vecinos del barrio.

La serie era de bajo o muy bajo presupuesto. Ni siquiera el grupo de guionistas demostraba tener una idea muy clara de cómo es la vida en los arrabales de las grandes ciudades o qué se cuece en una oficina del INEM. En muchos momentos, la serie deja de ser “popular”, para ser “populachera”. Los arquetipos que nos muestra, chicas poligoneras, marujeo, parados al borde de abrirse las venas, parejas que se hacen y se deshacen en un par de episodios, pertenecen al imaginario nacional, pero más que descritos pixel a pixel parece haberlo sido a perdigonadas.

La serie irrumpió bien en la audiencia, alcanzando un 18% de cuota de pantalla en su estreno, pero fue bajando más y más. Tuvo buena audiencia entre los jóvenes de entre 25 y 34 años (un 19%), pero pereció víctima de la contraprogramación de Telecinco. Para colmo, los cambios de horario, despistaron a la audiencia que la abandonó en el curso de la segunda temporada.