FICHA

Titulo original: Los protegidos.
Título en España: Los protegidos.
Temporadas: 3 (41 episodios).
Duración episodio: 90 minutos.
Año: 2010-2012
Temática: Comedia
Subgénero: Familiar y parapsicológica
Resumen: Un grupo de jóvenes dotados con poderes paranormales y sus presuntos padres de enfrentan a una sociedad secreta que les persigue y que ha secuestrado a uno de ellos.
Actores principales: Antonio Garrido, Ana Fernández, Luis Fernández, Mario Marzo, Priscilla Delgado, Daniel Avilés, Gracia Olayo, Javier Mendo, Óscar Ladoire, Angie Cepeda, Raúl Mérida, Esmeralda Moya, María Cotiello, Roger Coma, Javier Tolosa, Marta Torné,  Maxi Iglesias.
Lo mejor:
introducir parapsicología en una serie familiar
Lo peor
: a partir del final de la primera temporada la serie decae.
¿Cómo verlo?: Emitida por Antena 3, puede verse en el enlace que ofrecemos.

Puntuación: 6,5

CABECERA DE LA SERIE

TRAILER

VER SERIE (Filmin)

VER LA SERIE ON LINE

WEB OFICIAL

Lo mínimo que puede decirse sobre LOS PROTEGIDOS

La ciencia ficción es rara avis en la producción española. Ésta tampoco es tierra muy fértil para la parapsicología. Sin embargo, la fotocopia reducida parece estar entre nuestras posibilidades. Se toma una moda, se improvisa a prisa y corriendo una serie que cabalgue sobre esa moda y, asunto resuelto: habemus serie. La mayoría se estrellan con una audiencia que está sobresaturada de serie y que, poco a poco, se va volviendo más exigente desde el momento en que tiene a su alcance el mando a distancia, paga plataformas en streaming o sabe utilizar algún programa P2P. En 2010 la moda eran los “superhéroes”. Los había de todos los colores y con los superpoderes más estrafalarios. Los X Men habían marcado una pauta. Sus protagonistas eran jóvenes y encandilaban al público de esa edad, así pues ¿por qué no probar a recuperar una audiencia juvenil que todos los canales estaban perdiendo a causa del superior nivel de adaptación a las nuevas tecnologías de este grupo social? Debió ser a raíz de estos razonamientos, o parecidos, como Antena 3 llegó a la conclusión de que una serie sobre jóvenes dotados por poderes paranormales podría ser un buen asunto.

El planteamiento inicial tenía, al menos, todos los elementos para interesar a un público juvenil, pero también encandilar a los seguidores de Cuarto Milenio y a todos los que, en algún momento se han interesado por la parapsicología o la ciencia ficción. Y, de hecho, logró tener un amplio colchón inicial de audiencia sobre la que cimentó su fama. La cosa iba de una extraña familia que en realidad ni siquiera lo es. Está formada por una madre que han visto como su hija era secuestrada a causa de sus poderes paranormales, un viudo deseoso de ser útil a la sociedad y de entregarse a una causa noble y justa y cuatro hijos –que no lo son- cada uno de ellos dotados de un poder diferente: una es telépata, otra chica trasmite calambres de alto voltaje y el hijo del viudo un buen día empieza a mover objetos a distancia, luego está el hombre invisible y para colmo otro que puede adoptar la apariencia de cualquier persona. Todos ellos se presentan ante sus vecinos como una familia, pero están unidos por un peligro y una voluntad común: son perseguidos por una peligrosa sociedad secreta, El Clan del Elefante, y se han propuesto encontrar y liberar a la hija de la que aparece como su madre ficticia, secuestrada precisamente por esa extraña sociedad.

A partir de este comienzo, tan bueno como cualquier otro, empieza a fluir una trama que va de sorpresa en sorpresa en los primeros episodios, pero que hacia el sexo y séptimo tiende a ralentizarse y perder interés. La serie, está bien interpretada y vale la pena mencionar la actuación de Antonio Garrido como el presunto padre.

La serie tuvo un buen comienzo y alcanzó un share del 18’1% como promedio de la primera temporada que satisfizo las expectativas comerciales de la cadena. En la segunda temporada, la serie bajó algo y terminó con un 16%. Tampoco estaba mal, así que, aun a pesar de que la prudencia indicaba que hubiera sido bueno cancelarla ahí, especialmente porque las críticas estaban resultando cada vez más duras y el agotamiento de la serie, evidente, la cadena optó por contratar una tercera temporada (que se quedó en el 12% de share) y la productora por augurar una cuarta e incluso una quinta que, obviamente, jamás pasaron de ser un proyecto y de la que se nos adelantó que los superhéroes pasarían al lado oscuro uno a uno. En realidad, la crisis podía intuirse desde el último tramo de la primera temporada.

 

Anuncios