FICHA

Titulo original: B&B, de boca en boca.
Título en España:  B&B, de boca en boca.
Temporadas: 2 (29 episodios).
Duración episodio: 70 minutos.
Año: 2014-2015
Temática: Tragicomedia
Subgénero: Periodismo y moda.
Resumen: Un revista de modas que en otro tiempo fue puntera y atraviesa una profunda crisis, trata de renovar su personal y sus contenidos.
Actores principales: Belén Rueda, Gonzalo de Castro, Luisa Martín, Adolfo Fernández, Macarena García, Fran Perea, Neus Sanz, Dani Rovira, Paula Prendes, Cristina Brondo, Cristina Alarcón, Jorge Usón, Sara Sálamo, César Mateo, Carlos Iglesias, Puchi Lagarde, Andrés Velencoso, Cristóbal Suárez, Emilio Palacios.
Lo mejor: la actuación de Gonzalo de Castro.
Lo peor
: ni terminaba de ser un drama, ni mucho menos una comedia
¿Cómo verlo?: Emitida por Telecinco puede verse en el enlace que ofrecemos.

Puntuación:6

MUSICA DE LA SERIE

TRAILER

VER LA SERIE ON LINE

WEB OFICIAL

Lo mínimo que puede decirse sobre B&B, DE BOCA EN BOCA

Algunas similitudes formales remiten al éxito que experimentó Globomedia hará quince años, Periodistas. La productora debió creer que cambiando unos pocos elementos –pasar de la redacción de un diario a una revista de moda- bastaría para enmascarar lo que en realidad era una serie bastante parecida y no sólo por el marco en el que se desarrollaba sino por la naturaleza de los personajes y por los registros de ambas, a medio camino entre la comedia y el drama, sin ser ni lo uno ni lo otro, ni todo lo contrario. Las dos series se parecen como dos gotas de agua, lo que ha cambiado es el público al que iban destinada.

Cuando se elaboró Periodistas, el país estaba eufórico con un crecimiento económico del 7%. Los negocios, no solo iban bien, sino que la construcción tiraba del carro de la economía e incluso quienes estaban abocados a pagar una hipoteca durante los próximo 30 años, calculaban que su inversión se habría centuplicado con el plazo final. Hasta los bancos repartían crédito hipotecario con solo presentar contratos de tres meses y no por el 80% del valor de la vivienda, sino por el 120%, ¿Quién da más? Todo el país vivía por encima de sus posibilidades: las notarías mostraban en sus paredes obras de arte, los registradores de la propiedad se estaban forrando, los bancos apostaban porque un 20% de los hipotecados no pagarían sus plazos y les debería entregar pisos que habían duplicado o triplicado la tasación, los agentes inmobiliarios invertían sus ganancias en pisos de propiedad y los chavales de 18 años abandonaban estudios para poderse comprar motos de alta cilindrada con los primeros sueldos. En este marco de prosperidad, hasta los diarios se vendían y parecía que la “crisis del papel” generada por las nuevas tecnologías de la información, jamás la viviría la prensa española. En tales circunstancias, la serie Periodistas se convirtió en un fenómeno televisivo: era el reflejo de la situación del país.

Cuando todo esto estalló, aparecieron series como ésta, B&B, de boca en boca, en la que el decorado de vino y rosas, se trocó bruscamente en empresas al borde del precipicio. No es raro que la serie discurra en las oficinas de una revista de modas que está viendo como se desmorona su audiencia, se pierden ventas y los bancos están merodeando a la espera del último estertor.

B&B, de boca en boca, ni es muy mala, ni muy buena. Es un producto poco original, realizado de manera rutinaria, en la que los actores lo hacen lo que mejor que pueden, con un guión que tiene cierto ritmo narrativo pero que no arrebata excesivamente a la audiencia. Serie de síntesis, entre el drama y la tragedia, era normal que estuviera protagonizada por Gonzalo de Castro que lo mismo exprime un lagrimal de risa como de pena. Menos convincente está Belén Rueda. Gustará especialmente a los que amen esta mixtura de géneros que se prodiga tanto en España y que es inédito en la mayoría de países. Si usted prefiere género “puros”, humor a un lado y a otro drama, esta serie no es para usted. Pero si no pide gran cosa a la caja tonta, sino es particularmente exigente y si le apetece ver un producto ligero cuyo recuerdo se disipará inmediatamente se acueste, que no le creará ni tensiones, ni desasosiegos, véala que igual hasta le engancha y todo.