FICHA

Titulo original: Punta Escarlata.
Título en España: Punta Escarlata.
Temporadas: 1 (miniserie de 9 episodios)
Duración episodio: 90 minutos
Año: 2011
Temática: Intriga
Subgénero: policial
Resumen: Serie protagonizada por dos hermanos policías a lo que se les encarga un caso archivado a raíz del encuentro de dos cadáveres. Ambos policías conseguirán desentrañar el misterio.
Actores principales: Carlos Francino, Antonio Hortelano, Nadia de Santiago, Fernando Cayo, Elena Ballesteros, Kira Miró, Álvaro Cervantes, María Pastor, Juan Ribó, Chema Ruiz, Lucina Gil, Kike Biguri, Ana Ruas, Macarena García, Víctor Elías, Eduardo Mayo, Javier Coll, Jesús Fuente, Daniel Holguín.
Lo mejor: un buen guion.
Lo peor
: empieza flojeando y luego mejora.
¿Cómo verlo?: Emitida por Telecinco (luego por FDF), puede verse en el enlace que indicamos.

Puntuación: 7

CABECERA Y MÚSICA DE LA SERIE

TRAILER

VER SERIE ON LINE

WEB DE LA SERIE

Lo mínimo que puede decirse sobre PUNTA ESCARLATA

El asesinato de dos chicas ha quedado pendiente desde hace ocho años, sus cuerpos ni siquiera se han encontrado, así que dos policías jóvenes y desenfadados, acuden al pueblo cuyo nombre da título a la serie. El caso se ha reabierto a raíz de que una adolescente tuviera una visión sobre el lugar en el que estaban enterradas las dos infortunadas. El pueblo es minúsculo pero todos los habitantes ocultan secretos inconfesables y resultan sospechosos. Los dos policías no son otros que Carles Francino (“Bosco”) y Antonio Hortelano (“Max”), todavía algo “verdes”.

El problema era que la acción se desarrollaba en un pueblo minúsculo, una de esas localidades en donde la acumulación psicópatas, chalados, asesinos viciosos, toxicómanos y mala gente parecía situarse por encima de la media de este país (que ya de por sí es alta). La trama arranca bien, luego se estanca y finalmente pega un acelerón en la última entrega. Algunas subtramas sobran y sobre todo al papel de Kika Miró como Guardia Civil, le sobran escenas de cama. También sobran “sspechosos” y el catálogo de tipos raros aparece como excesivamente desbordado. No hubiera estado de más ser comedido en ese terreno.

La serie tuvo un pico de audiencia en su estreno, con algo más de 2.000.000 de espectadores y un 18,6% de share). En las nueve semanas siguiente sufrió oscilaciones propias del verano (es significativo que su audiencia mínima se produjera a mediados de agosto cuando la gente está para divertirse, tomarse las vacaciones y poco más) y termino teniendo una merca mínima de espectadores. Puede deducirse que si la serie tuvo oscilaciones en la audiencia se debió especialmente a la época en la que fue emitida. Telecinco tomó a la serie como un mero producto de relleno como muestra el que los dos últimos capítulos se emitieran en días contiguos. Que el resultado de la explotación de la serie fuera mediocre es una cosa, que se debiera a la política de la cadena es otra.

Daba la impresión de que Telecinco no creía excesivamente en el producto. Antes la televisión privada había conocido fracasos notorios dentro del mismo género: de El pantano (2003) que debería haber tenido nueve episodios, solamente se emitieron tres y hubo que esperar para ver el final; a Acusados (2009-2010) le pasó algo parecido, interrumpiendo la emisión para facilitarla emisión de “especiales” de Gran Hermano y, cuando volvió a emitirse, no superó la competencia con Águila Roja (2009-2016), por no hablar de Círculo Rojo (2007), que pasó como una pelota de unos horarios a otros, en busca de audiencia.

La serie podía verse e incluso disfrutarse. El hecho de que Francino todavía no estuviera suficientemente curtió como actor (le faltaba aun rodaje para ser Víctor Ros) no era esencial: la trama era aceptable y el guión mantenía el interés. Era una  serie típicamente del verano y se olvidó cuando el otoño había comenzado.