FICHA

Titulo original: La pecera de Eva.
Título en España: La pecera de Eva.
Temporadas: 4 (247 entregas)
Duración episodio: 30 minutos
Año: 2010-2011
Temática: Drama
Subgénero: Adolescentes
Resumen: Una psicóloga trata a diversos adolescente que reflejan toda la problemática de esa edad. No siempre la evolución psicológica de todos ellos irá en la buena dirección.
Actores principales: Alexandra Jiménez, Antonio Muñoz de Mesa, Ana del Rey, Javier Sesmilo, Marta Poveda, Nasser Saleh, María Hervás, Alfonso Bassave, Joel Bosqued, Elvis Abreu, Nacho Aldeguer, Javier Tolosa, Adrián Gordillo, Ahmed Younuossi, Ayoub El Hilali,V icky Luengo, Luis Abreu, María Ballesteros, Aura Garrido
Lo mejor: el modelo tomado era inmejorable: En terapia de Gabriel Byrne.
Lo peor
: no tiene mucho parecido con el aquí y el ahora de los institutos de enseñanza media
¿Cómo verlo?: La emitió FDF y puede verse en el enlace que indicamos.

Puntuación: 6,5

MÚSICA DE LA SERIE

VER SERIE ON LINE

WEB OFICIAL DE LA SERIE

Lo mínimo que puede decirse sobre LA PECERA DE EVA

La “pecera” es el instituto y Eva es la psicóloga por cuya oficina van desfilando adolescentes con problemas propios de la edad. La serie remite directamente a En terapia (2008-2010), la serie protagonizada por Gabriel Byrne, sólo que, en lugar de clientes de una consulta privada, el escenario se ha trasladado a un instituto de enseñanza media. En lugar de ser matrimonios frustrados, profesionales con estrés, los pacientes de “Eva Padrón” (Alexandra Jiménez) son todos adolescentes (sin duda, la edad más conflictiva). Los episodios, de apenas media hora, suelen tener cierto grado de verismo y no son muy diferentes de los que se suelen encontrar en la realidad. Esto otorga a la serie un marchamo de “serie verité” que nunca está de más. ¿Dónde está lo increíble? En que ese tipo de asistencia psicológica no está presente en los institutos y, si está, no es desde luego, muy relevante.

La enumeración de los problemas es todo un catálogo de los distintos tipos de jóvenes que se mueven por un instituto:  los hay superdotados que intentan disimular que lo son, otros que se han hecho adictos a los videojuegos, otros que para paliar el miedo a la soledad buscan compañía permanentemente y sin importarles mucho con quien, ni para qué, otros son masturbadores compulsivos, otros tienen mala conciencia por algún error cometido, los hay con baja autoestima, inmigrantes con poco interés en integrarse o incapaces de hacerlo, los timoratos, los maníacos religiosos, los rebeldes sin causa, los vigoréxicos, los violentos y maltratadores, los inseguros, los solitarios, lo que tienen una identidad sexual poco definida o mal definida… todos hemos oído hablar de adolescentes así e incluso es posible que hayamos conocido a algunos, pero esta serie nos los muestra en el microcosmos de un instituto. Quizás el que todos hayamos conocido a uno o muchos de estos modelos de comportamiento es lo que hizo que esta serie tuviera una popularidad indudable y contara con una pequeña legión de fieles seguidores.

Hay que decir que la protagonista, “Eva Padrón”, tiene su propio drama familiar (por que la serie es, sobre todo dramática, sin grandes concesiones al humor juvenil). No es una psicóloga estática y de diván, sino que se implica en las vidas de los alumnos que desfilan por su consulta y trata de ayudarlos más allá de lo que implicaría el estricto cumplimiento de su contrato laboral. Es un personaje voluntarioso, comprometido y abnegado, pero que encierra un drama personal propio del culebrón televisivo que hubiera podido ser esta serie: a los 15 años quedó embarazada, dio a su hijo en adaptación y ahora cursa estudios en el mismo instituto en el que ella presta servicios como psicóloga.

La serie se prolongó durante 247 episodios. Es la típica serie-rio en la que los protagonistas van y vienen en cantidades industriales. Hay mucho personajes, decenas, algunos nos suenan de otras series –imposible enumerarlos- otros eran completamente desconocidos en la época, hicieron algunos pinitos en otras series y hoy han cambiado de actividad. Tratándose de jóvenes sin mucha experiencia escénica, no lo hacen mal. En cuanto a Alexandra Jiménez que ocupa el papel protagonista, tiene un largo recorrido televisivo que la ha llevado por series como Periodistas, Policías, en el corazón de la calle, Los Serrano (2004-2008), La familia Mata (2009) y, con posterioridad a esta serie, Cheers (2011-2012), Familia: Manual de supervivencia (2013) y en alguna entre de El Club de la Comedia (2015-2016) y de El Ministerio del Tiempo (2015-2016).

La serie resulta ser una fotografía de los problemas de la juventud en 2010. A pesar de que el esfuerzo narrativo implique una casi necesaria radicalización de los rasgos de cada problema psicológico, la serie no cae en la caricatura, sino que puede ser considerada como bastante realista. La conclusión que se puede sacar es que nunca una generación vivió tan bien y tan sobreprotegida como esta, pero ninguna generación sufre tales trastornos psicológicos como ésta. No es que dé miedo: es que es como para preocuparse. De hecho, en el fondo de esta serie, lo que se encuentra es una interrogación sobre cómo ha sido posible llegar hasta aquí. Quizás las explicaciones no satisfagan, pero los modelos de comportamiento sí son reales y habituales.