FICHA

Titulo original: La fuga
Título en España: La fuga
Temporadas: 1 (12 entregas)
Duración episodio: 90 minutos
Año: 2012
Temática: Drama
Subgénero: Carcelario
Resumen: El agotamiento definitivo el petróleo genera inestabilidad mundial y aparición de movimientos revolucionarios. Uno de sus miembros es encarcelado y su esposa intentará rescatarlo de su encierro.
Actores principales: María Valverde, Aitor Luna, Asier Etxeandia, Marian Álvarez, Jordi Vilches, Luis Iglesia, María Vázquez, Benito Sagredo, Laura Domínguez, Emilio Buale, Patxi Freytez, Laura Sánchez, Alberto Jo Lee, Ramón Langa, Maru Valdivielso, Martin Aslan
Lo mejor: un buen trabajo de producción y escenografía.
Lo peor
: demasiados nuevos actores con dificultades para expresarse.
¿Cómo verlo?: Se puede ver íntegramente en el enlace de Telecinco

Puntuación: 6

MÚSICA DE LA SERIE

VER LA SERIE COMPLETA (con Flash)

WEB OFICIAL TELE5

Lo mínimo que hay que saber sobre LA FUGA

La idea de situar una prisión del futuro en una antigua plataforma petrolera y en un mundo como el 2055 en el que el agotamiento de los hidrocarburos pueden dar paso a graves convulsiones mundiales, no es mala. Supone, incluso, un esfuerzo de realismo y una advertencia para un futuro que no está tan lejano. El hecho de que una película que trate sobre la fuga de una prisión sea algo mil veces visto y repetido, tampoco es esencial. No es que el género canse es que, con una buena idea de partida, unos actores competentes y una escenografía aceptable, puede dar lugar a un relato, sino sólo agradable de ver, sino incluso, magistral. Y aquí lo que falló –como suele ocurrir en un alto porcentaje de series españolas- fue el casting. En buena media, los protagonistas no dan el perfil que se hubiera requerido de ellos y algunas de las actuaciones son flojas, muy flojas o flojísimas y, en cualquier caso, no saben transmitir emociones, ni sensaciones, ni sensación de riesgo o tensión.

Ahora bien, lo que se salva de la serie es la idea original, los decoradores y escenógrafos y, en menor medida, los guionistas (los diálogos están poco trabajadores), lo que hace que la serie se vaya apagando poco a poco y pueda abandonarse en cualquier momento sin importar el final. Una vez más, si se quiere realizar una serie de bajo presupuesto, hay que invertir, sobre todo, en guionistas. La audiencia de la serie refleja lo que decimos: partió con un 16,9% de share y en el curso de los doce episodio se quedó en un 10’4%, insuficiente para mantenerla con vida.