FICHA

Titulo original: Magnum.
Título en España: Magnum.
Temporadas: 8 (162 episodios)
Duración episodio: 50 minutos
Año: 1980-1988
Temática: intriga
Subgénero: acción
Resumen: Magnun es un detective privado que ejerce en Hawai, vive en la mansión de un misterioso multimillonario junto al mayordomo y suele colaborar en la resolución de los casos con dos compañeros.
Actores principales: Tom Selleck, John Hillerman, Roger E. Mosley, Larry Manetti, Gillian Dobb, Kwan Hi Lim, Jeff MacKay, Kathleen Lloyd, Glenn Cannon, Elisha Cook Jr., Jean Bruce Scott
Lo mejor: las relaciones entre Magnum y Higgins el mayordomo
Lo peor
: los ochenta terminaron hace mucho.
¿Cómo verlo?: Se puede comprar en DVD. Algunos episodios están en emule en italiano. Fragmentos de episodios y mejores escenas pueden encontrarse en YouTube. No ha sido repuesta.

Puntuación: 7

TRAILER DE LA SERIE

PRESENTACION Y MÚSICA DE LA SERIE

Lo mínimo que hay que saber sobre MAGNUM

Fue considerada como una de las mejores series de los años 80 y probablemente así era. Un detective atractivo que opera en una isla paradisiaca, viendo en una mansión y utilizando un lujoso coche, protagonizando casos en los que la acción constituye el elemento esencial, no podía ser sino un éxito. Vista a 37 años de distancia, aquella serie sigue manteniendo cierta frescura, pero forma parte de la última remesa de series ochenteras protagonizadas por un “héroe solitario” de los que hicieron fortuna en los años 70. El tiempo ha sido benévolo con Magnum, pero ha erosionado varios de sus atractivos. Su estilo está completamente ausente de las pantallas.

¿QUIÉN ERA MAGNUM?

Eran los tiempos en los que se había puesto de moda introducir a un personaje misterioso en la serie. En Los Ángeles de Charlie (1976-1981), por ejemplo, todo el misterio radicaba en quién diablos era el tal “Charlie” del que solamente conocíamos su voz. Ya en Misión Imposible (1966-1973) era, como su título indicaba, imposible saber quién ordenaba las misiones, lo único que se sabía era aquello de “esta cinta se autodestruirá en un minuto”. Así pues, uno de los elementos de intriga subyacentes en Magnum era la personalidad de “Robin Masters” el, por así decirlo, benefactor del protagonista, y quien le permitía vivir en una lujosa mansión y utilizar un despampanante deportivo. Solamente “Higgins”, el mayordomo de la finca, un ex militar cuyas relaciones con Magnum oscilaban entre hostilidad y complicidad, conocía la personalidad del multimillonario… pero, en ocasiones, se sospechaba que él, precisamente, era el misterioso “Robin Masters”.

Si tales eran los dos protagonistas centrales de la serie, “Magnum” y “Higgins”, y el espíritu de “Robin Masters” siempre planeaba sobre la trama, otros dos personajes secundarios completaban el cuadro de esta serie: ambos eran muy particulares y habían conocido a “Magnum” en el curso de la guerra del Vietnam. “Rick” era un tipo vidrioso  y escurridizo con buenas relaciones entre la delincuencia local (que si hemos de creer a las dos ediciones de la serie Hawai Five.0 figuran entre lo peorcito de aquellas islas), “T.C.”, por su parte, era piloto de helicóptero, disponía de su propio aparato. Entre los cuatro resolvían cualquier enigma, crimen o robo que se hubiera producido en el lugar.

“Magnum” tenía una característica que destacaba sobre cualquier otra, incluso sobre su capacidad para encajar y propinar palizas: era un mujeriego empedernido. Cuando no iba en persecución del placer, agotaba su adrenalina en interminables sesiones de kayak que relajaban su mente y fortalecían sus músculos. Era su “rasgo diferencial. Por lo demás, tenía las mismas intuiciones de Colombo, análoga ironía a Banacek, y era hijo de los 80 como Sonny Crocket el de Corrupción en Miami, solo que con camisas floreadas y bermudas. Tal era “Magnum” y su entorno.

MAGNUM ERA TOM SELLECK

Había que poner rostro al personaje. Debía ser un tipo atractivo y Tom Selleck con sus 193 cm de altura lo era. De hecho, incluso se le había requerido para que interpretara el papel de “Indiana Jones”, encargo que declinó por tener en perspectiva esta serie. Nacido en 1945, contaba pues 35 años cuando se inició la serie. Estaba en lo mejor de su vida. Se estrenó en el cine en 1970 con un pequeño papel en una película que resultó polémica, Myra Breckinridge, junto a Rachel Welch, Mae West, Farrah Fawcett y John Huston. Era polémica porque por primera vez trajo a la gran pantalla el tema del cambio de sexo. Luego vino The Rockford Files (1974-1980), protagonizada por James Gardner y en la que Selleck tuvo también algún momento de gloria. Luego trabajos de poco lustre hasta las dos propuestas de encarnar a “Magnum” el detective o a “Indy” el arqueólogo intrépido. Si por él fue hubiera optado por ambos, pero la productora de la primera le impidió conocer la gloria con el ciclo de Indiana Jones.

Alternando con la serie, Selleck siguió apareciendo en películas de éxito (Runaway [1984], Tres hombres y un bebé [1987]), pero poco a poco su estrella se fue apagando y optó por seguir protagonizando series televisivas: lo vimos como “Richard Burke”, novio de “Mónica” en la segunda temporada de Friends, luego en Las Vegas (2003-2008) y más tarde, en una serie de temática policial, Blue Bloods (2010-hoy).

En un actor como Selleck lo más importante es el físico. Y si sabe actuar, mejor que mejor. Tal es su caso. No ha recibido ningún premio internacional de relieve particular, pero si el reconocimiento de los espectadores que lo han visto en todas estas series actuando sobriamente y otorgando al personaje que encarna cualidades humanas y calidez como solamente Selleck sabe dar.

Vale la pena recordar también a John Hillerman en el papel de “Higgins” que en esta serie ejerce como mayordomo al servicio de “Robin Masters”. Hillerman era un rostro relativamente conocido en el mundo de las series de los 70. Había aparecido en Kojak, Mannix, Hawai Five-0, La casa de la pradera (1974-1983), Hart to Hart, Lou Grant, etc, etc. Era, pues, un rostro conocido en la pequeña pantalla que había realizado algunos trabajos en papeles de reparto en grandes películas. Recordamos particularmente, su aparición en Chinatown (1974). Nacido en 1932 está retirado de las pantallas desde 1996. En Magnum ejerce de mayordomo y antiguo militar del ejército británico retirado. Sus desavenencias y su reprobación al estilo de vida que lleva el protagonista, son frecuentes y constituyen el “picante” de esta serie.

MAGNUN Y EL PASO DEL TIEMPO

Fue una muy buena serie. Hoy sigue siéndolo, pero menos. El tiempo no ha pasado en balde: la serie mantiene su dinamismo y su capacidad para el entretenimiento. Las relaciones entre “Magnum” y “Higgins” constituyen sin duda lo mejor del producto.  Pero hay que situar a este producto en su tiempo: estaban terminando las series protagonizadas por el “héroes solitario” que domina la pantalla y el argumento acompañado por cierto número de secundarios. Hoy, aquel modelo que inundó las teleseries de los 70 está irremisiblemente perdido. El paso del tiempo se nota, sin embargo, la serie contiene todavía elementos narrativos que la siguen haciendo entretenida y que se basan en el giro que Selleck dio a su personaje. Bromista, gamberro, ligoncete, pero también responsable, intuitivo, eficiente en su trabajo.

Los episodios, a pesar de sus 50 minutos de duración, pasan rápidos e incluso todavía conservan cierta capacidad adictiva. El misterio de la personalidad de “Robin Masters” parece que en algún momento se va a desvelar pero siempre permanece envuelta en brumas.

La serie satisfará con creces a los ochenteros empedernidos y a los que consideren aquellos años como los mejores de su vida (no es mi caso, desde luego). No se ha repuesto significativamente en ningún canal en las últimas décadas. Pero pueden encontrarse por los “procedimientos habituales”, entre ellos, el primero, la compra de los DVD.