FICHA

Titulo original: Ironside
Título en España:  Ironside
Temporadas: 8 (199 episodios)
Duración episodio: 60 minutos
Año: 1967-1975
Temática: Intriga
Subgénero: Detectives
Resumen: Ironside es jefe de detectives hasta que resulta incapacitado y se ve obligado a desplazarse en silla de rueda. Dado de baja del cuerpo consigue ser reconocido como colaborador de la policía y resolver casos junto a su equipo de ayudantes
Actores principales: Raymond Burr, Don Galloway, Don Mitchell, Barbara Anderson, Elizabeth Baur,Gene Lyons, Johnny Seven, Joan Pringle, Bruce Lee
Lo mejor: por primera vez un minusválido aparecía como protagonista.
Lo peor: dejando aparte la silla de ruedas, la serie era clónica en relación a otras de la época
¿Cómo verlo?: En youTube se encuentran algunos episodios en inglés, otros pueden bajarse mediante programas P2P o bien comprarse directamente en DVD.

Puntuación: 6,5

PRESENTACIÓN Y TEMA MUSICAL

TRAILER DE LA SERIE

Lo mínimo que hay que saber sobre IRONSIDE

Conocíamos el rostro por la longeva serie Perry Mason, pero ni a él ni a ningún otro actor protagonista lo habíamos visto como protagonista de una serie de detectives. Ironside, fue la primera ocasión en la que un minusválido se hizo visible en televisión asumiendo el mismo rol que había tenido antes de que un francotirador lo dejara inmovilizado de las piernas. Nacido en la época de los “héroes solitarios”, dedicados de manera obsesiva a la persecución de delincuentes, el factor diferencial de este personaje fue el resolver casos encima de su silla de ruedas.

UNA HISTORIA DEMASIADO FORZADA PARA SER CREÍBLE

La serie irrumpió en un momento de grandes cambios en los EEUU. El más importante no fue, desde luego, el que en 1966 terminara la serie Perry Mason y su protagonista, Raymond Burr, se tomara unas cortas vacaciones. Lo más importante de aquellos años fue el nacimiento de “movimientos sociales” de todo tipo. Aparecieron las feministas, el movimiento de liberación gay, los primeros movimientos ligados a la contracultura y el underground que pedían la legalización de la mariguana y de otras drogas psicodélicas, el Black Power con sus Black Panthers y, en un tono mucho más discreto y en absoluto ruidoso ni faltón, los minusválidos reivindicaban mejoras en la arquitectura urbana para, al menos, poder paliar su situación. Y había muchos. En realidad, cada vez más, porque en Vietnam, las minas, las trampas dejadas por el enemigo, su táctica deliberada de disparar a las piernas para inmovilizar, no solo al herido, sino a los otros dos que lo retiraban del campo de batalla y provocar el hundimiento psicológico de quienes veían la situación en los hospitales de retaguardia, generó más y más minusválidos postrados para siempre en su silla de ruedas.

De la misma forma que años después, la serie Barbany Jones se orientaría hacia los jubilados o Cannon a los obesos, la NBC percibió que el “parque” de sillas de ruedas iba en aumento y quiso disponer de una serie que sugiriera que el mundo no había terminado para quien se encontraba en ese trance, presentando un ejemplo de superación. Luego, claro está, el minusválido se encontraba con una realidad mucho más compleja. Alguien se había olvidado de decirle que si bien el protagonista de la serie salía adelante, no todos los minusválidos eran Ironside y, lo que era peor, la serie había generado unas condiciones de trabajo increíbles para alguien postrado en silla de ruedas.

El Departamento de Policía de San Francisco permitió que después de adquirida su condición de minusválido, Ironside regresara al servicio como “colaborador especial”. No se le pone ninguna condición: se deja que él mismo elija sus condiciones de trabajo e incluso se instala en el ático de la oficina de policía, en donde vive junto a sus colaboradores y fija su centro de operaciones. Más aún: la furgoneta en la que se desplaza de un sitio a otro, le ha sido cedida por el propio departamento (que no tendrá inconveniente en repararla cuando es destruida, pagar la chapa y pintura si resulta rallada). En todo momento, a pesar de ser en realidad civil, se le mantendrá su jerarquía policial y será llamado por todos “jefe Ironside”. Como diría aquel, “no te pido que me lo superes, pero iguálamelo”…

LA TRAMA TÍPICA DE LA ÉPOCA Y SUS PROTAGONISTAS

Pero estos son todos los elementos imaginativos que contiene la serie. A partir de aquí se trata de una serie, correcta en su desarrollo y entretenida en sus tramas, pero que es exactamente igual a cualquier otra del mismo género producida en la época. Se produce un crimen, Ironside acude junto a su equipo de dos compañeros, el sargento “Ed Brow” (Don Galloway) y una secretaria “Eve Whitfield (Barbara Anderson), a los que se sumará un pequeño delincuente al que Ironsie sacó de la mala vida para ponerlo a empujar su silla de ruedas de aquí para allá., “Mark Sanger” (Don Mitchell) que luego ingresará en la policía y cursará estudios de derecho (otra forma de superación en la que un delincuente se convierte en abogado).

Burr no hacía ni un año que había concluido el rodaje de Perry Mason y ya tenía claro que la carrera cinematográfica que había iniciado en el “género negro” americano de los 40 había derivado hacia la televisión. Después de concluir Ironside, en efecto, la NBC trató de lanzar Mallory (1976) con él como protagonista, pero la serie fracasó. Otro tanto ocurrió con Jordan de la CBS, así que en 1985 decidió volver a interpretar al personaje de Perry Mason, solo que ahora el abogado defensor se hubiera convertido en juez el que se filmaron 26 entregas. Falleció en 1993 de un cáncer inoperable.

La carrera de Don Galloway (1937-2009), estuvo en la cima con esta serie, pero tuvo un antes y un después. Cuando apareció como “sargento Brown” era un rostro conocido por su aparición en innumerables series televisivas. Lego volvió a vérsele en Marcus Welby (1969-1976) y en otras series “de médicos” que aparecieron posteriormente. Lo volvimos a ver en series tan conocidas como Dallas (1978-1991), Se ha escrito un crimen (1984-1996), Mac Gyver, El espantapájaros y la señora King (1983-1987), en El Calor de la noche (1988), etc, etc. Y, por supuesto estuvo presente en remakes de Ironside (1933) y de  Perry Mason (1988).

Sus otros compañeros de reparto tuvieron historiales televisivos muy breves. Barbara Anderson (que se había curtido en algunos episodios de Mannix y de Star Trek y se la volvió a ver en El retorno de Ironside (1993), una tv-movie que intentó recuperar al personaje. Ese mismo año se retiró. A Don Mitchell (1943-2013) no le fue mucho mejor. Volvió a aparecer en McMillan y esposa (1971-1977) y poco más.

BALANCE FINAL

La serie describía la vida de un minusválido en una gran ciudad. Frecuentemente, la vanette de Ironside y su equipo se veía atascada en embotellamientos y las localizaciones de la ciudad de San Francisco se repetían una y otra vez. El antiguo palacio de Justicia de la ciudad fue elegido como supuesta jefatura de policía, residencia y centro operativo del “jefe Ironside”. La gracia era que el edificio que aparecía en la película hacía sido demolido en 1967 y se utilizó material enlatado. La serie usó y abusó de de este tipo de materiales que se repetían una y otra vez en los episodios.

Otro aspecto poco conoció de la serie fue que el tema musical, escrito por Quincy Jones, fue el primero elaborado con un sintetizador.

Fue una serie con altibajos. Sus productores siempre debieron pelearse con las audiencias. Éstas admitían difícilmente los éxitos de un detective minusválido. Preferían tipos a lo Mannix o a lo Cannon capaces de dar y recibir estacazos a tutiplé. Ironside, por esto, nunca fe una serie que contara con el apoyo unánime del público que la mantuvo como gesto hacia el colectivo de minusválidos (que, a todo esto, seguía en aumento, pero muchos de ellos no querían ni siquiera recordar en la pantalla su situación y, les molestaba especialmente, la diferencia entre lo precario de la misma y la holgura de medios con la que se movía Ironside.

Puede verse, como cualquier otra serie de aquella época. No es ni, en realidad, ni mejor ni peor. Pero, claro, solamente puede ser apreciada por los habituales admiradores de “héroes solitarios” y nostálgicos de aquellos años. En tanto que primera serie protagonizado por un minusválido dejó huella, pero no tanto pero sus cualidades narrativas como por el tributo a los que han sufrido graves percances físicos y han puesto todo su empeño en superarlos. Quizás por algo de todo esto le pueda interesar.