FICHA

Titulo original:  Bronco
Título en España:  Bronco
Temporadas: 4 (68 episodios)
Duración episodio: 60 minutos
Año: 1958-1962
Temática: Western
Subgénero: secuela
Resumen: Un antiguo soldado confederado vaga por el Oeste experimentando las más diversas aventuras y las situaciones más extremas, que incluían a personajes que realmente existieron, saliendo airoso de todas ellas.
Actores principales: Ty Hardin, Morris Ankrum, Robert Colbert, Mike Road, Mickey Simpson, Gary Vinson, Walter Coy, Gerald Mohr
Lo mejorel protagonista resultaba tremendamente atractivo
Lo peor: demasiado parecida a media docena de productos similares de la misma época
¿Cómo verlo?: Parte de los episodios pueden verse en YouTube, se encuentran mediante programas P2P o bien pueden adquirirse en DVD

Puntuación: 6,5

TEMA MUSICAL DE LA SERIE

UNA ESCENA DE LA PRIMERA TEMPORADA

Lo mínimo que hay que saber sobre BRONCO

Bronco fue otra de las series de la primera época de la televisión. Extremadamente popular  antes de que empezara a emitirse Bonanza, marcó el camino por la que luego discurriría El Rebelde. Pero sobre todo, tenía un extraordinario parecido con un par de series que estaban en antena en esos mismos años: Cheyenne (1955-1962) y Sugarfoot (1957-1961). Existió incluso cierta confusión en torno a estos productos que vino dada por las disputas entre productoras y el actor que protagonizaba la serie. Dado que este tipo de noticias no llegaban al público español (el mundo de las series no era particularmente tomado en consideración por los medios de aquel momento), se produjo cierta confusión y desorientación entre los espectadores.

EL SPIN OFF QUE SURGIÓ DE UNA DISPUTA

Clint Walker, entró en conflicto con la Warner Brothers a causa de sus honorarios. Durante dos años había protagonizado la serie Cheyenne que había resultado tener un gran éxito de difusión en los EEUU y en todo el mundo y aspiraba a renegociar las cláusulas económicas. No hubo forma de ponerse de acuerdo y las negociaciones llegaron a un punto muerto. Fue entonces cuando la productora recurrió a Ty Hardin para que apareciera en la serie con el nombre de “Bronco Layne”, pero no cambió el título de la serie que siguió siendo Cheyenne.

Finalmente, la Warner consiguió llegar a un acuerdo con Walker y éste regresó a la serie y “Bronco Layne” pasó a ser una especie de spin-off, a la vista de que a las audiencias les había interesado la interpretación y el papel asumido por Ty Hardin. Hay que decir que ambos actores eran completamente diferentes en lo físico: Hardin era rubio y delgado, mientras que Walker, moreno y algo más mayor que él, tenía una complexión más fuerte.

Se daba la circunstancia de que Cheyenne dio lugar a otro spin-off, Sugarfoot, que también se proyectó en TVE y en la que aparecía en algunos episodios el propio “Bronco Layne”. Todo esto dio lugar a que, especialmente los niños de la época, confundiéramos a los personajes y a los nombres de las series. En cualquier caso, no existía gran problema, porque todas eran series “del Oeste” y por qué no había otros canales a los que recurrir. Esto es quizás lo que hoy más llama la atención: que una sociedad pudiera vivir sabiendo que no tenía más escapatoria que encender el televisor y estar obligado a ver un único canal. Sin embargo, nadie se quejaba de ello e incluso la programación de la época dejaba mayoritariamente satisfecha a la audiencia.

BRONCO, TROTAMUNDOS DEL OESTE

Del personaje se sabía poco, tan solo que había sido capitán de la caballería confederada, pero se ignoraba –de él como de todos los personajes que protagonizaban series del farwest- porqué viajaba por territorios inhóspitos y hacia dónde se dirigía. En la canción que acompañaba a los títulos y a la introducción de la serie, se sugería que venía del Este e iba hacia el Oeste, nada más. Quizás el éxito de éste y de otros personajes, radicaba en el misterio de sus orígenes y en el destino que les aguardaba.

Lo que diferenció a Bronco del resto de series de la misma época fue que los guionistas introdujeron en sus episodios a todos los nombres legendarios que compusieron la historia del farwest en el período posterior a la Guerra de Secesión: el bandido Jesse James (interpretado por un juvenil James Coburn) , el aventurero, pistolero, jugador y alguacil Wild Bill Hickok (encarnado por Jack Cassidy), el futuro presidente Teddy Rooselvet (interpretado por Peter Breck), Billy el niño y un sinfín de bandidos y personales legendarios que resultaban extremadamente populares, en especial en los EEUU y entre los lectores de relatos del farwest, género igualmente de moda en los kioscos de la época.

TY HARDIN

Había nacido en 1930. El extraño e inédito nombre artísticos que había elegido, Ty, procedía de la hiperactividad que demostró en su infancia y que le hizo acreedor del apoyo de “Texas Tifón”. Texas por su lugar de nacimiento. Teniente de artillería durante la guerra de Corea, al regresar a la vida civil estudió ingeniería obteniendo una beca universitaria como jugador de fútbol americano. Al acabar trabajó para la Douglas Aircraft durante unos años. En 1957, un cazatalentos de Hollywood lo descubrió en una fiesta de disfraces y le ofreció distintos papeles menores en películas de la Paramount. Uno de ellos en la famosa película El último tren de Gun Hill (1959), dirigida por John Sturges y protagonizada por Kirk Douglas y Anthony Quinn. A partir de aquí su nombre y su figura quedarían ligados al western.

Por medio de John Wayne, la Warner lo contrató durante siete años y le introdujo en su escuela de actores haciéndole aparecer en pequeños papeles. Luego se produjo la disputa con Clint Walker a la que hemos aludido y Hardin (cuyo apellido era el mismo que el de un conocido pistolero tejano, John Wesley Hardin) tuvo su gran oportunidad que no desaprovechó, apareciendo luego en Sugarfoot y en Maverick.

Al acabar la serie, viajó por toda Europa y Austria, aprovechando el tirón que había tenido Bronco, y obteniendo trabajo en spaghetti westerns, pero también en superproducciones (fue uno de los actores que participaron en La batalla de las Ardenas encarnando a un oficial de las SS infiltrado con su grupo en la retaguardia aliada vestidos con uniformes norteamericanos). En los años 70 siguió protagonizando algunas películas. Hoy vive tranquilamente después de haber sido fundador de un movimiento anti-impuestos en los años 80.

BALANCE DE CONJUNTO

Bronco fue una serie que se recuerda con cariño, especialmente por la actuación de su protagonista y por el rasgo diferencial que entrañaba el haberlo visto en otras series “del Oeste” y dar cabida en los guiones a nombres famosos y legendarios de la historia de los EEUU. La serie estaba muy bien filmada (siempre en blanco y negro) por lo que en 2014 la Warner decidió reeditar en formato DVD los episodios de las cuatro temporadas. Y así puede adquirirse en la actualidad: la serie, aun distando más de medio siglo en el tiempo, sigue conservándose fresca y puede verse sin inducir al sopor.

De todas formas pertenece a un género que ya no se estila en televisión, el western, y que fue abandonado a principios de los años 70. Es, pues, una serie, aconsejable para nostálgicos empedernidos o fanáticos seguidores de este género.